Uno de los simuladores más comunes de realidad virtual es el de una montaña rusa, por lo que el profesor Thomas Wagner de la Universidad de Ciencias Aplicadas Kaiserslautern (Alemania)  decidió llevar este concepto un paso más allá.

Para ello consiguió que una compañía fabricante de montañas rusas (sí, eso existe) aceptará colaborar en un proyecto para incluir unas Oculus Rift en los paseos. La idea era que las gafas proyectaran imágenes sincronizadas con el recorrido, mostrando secuencias con dragones, gigantes de lava, y naves espaciales.

Claro, muchos dirán que un viaje en montaña ya es la suficientemente emocionante como para necesitar de otra cosa. Aún así, parece que esta alterativa virtual podría ofrecer nuevas y emocionantes experiencias en los parques de diversiones… o al menos eso se puede ver en el video.