Dentro de los excelentes cortometrajes animados que compitieron por la estatuilla dorada el que resulto triunfador fue Mr. Hublot, una interesante reflexión sobre la convivencia entre humanos y robots.

El corto, que ya ha ganado muchos otros premios internacionales, es una coproducción entre Francia y Luxemburgo que retrata la relación de un hombre con trastorno obsesivo-compulsivo con un pequeño perro robot que adopta para que le haga compañía. La historia se desarrolla en un mundo tecnologizado en el que las máquinas están presentes en todos lados.

El director y escritor del breve filme es Laurent Witz, quien recibió el Oscar en sus manos el pasado fin de semana.

vía YouTube