¿A caso la destrucción también puede ser bella?

Esa es la pregunta que nos plantea el estudio español Espadaysantacruz, con un video que muestra la desintegración de un motor de motocicleta cuadro por cuadro. En realidad, se trata de un comercial para la compañía 3M, para el cual tuvieron que limar el motor hasta deshacerlo casi por completo.

Impresionante.