Josef Mengele, también conocido como el “Ángel de la Muerte”, experimentó con gemelos en los campos de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Y nunca fue castigado por sus crímenes.