Por cuestiones de uso horario Nueva Zelanda será el primer país al que llegue el nuevo Xbox One, por lo que no es raro ver algún comercial enfocado a dicho país.

Aún así, resulta imposible no sorprenderse al ver a Kim Dotcom (quien vive en una lujosa mansión en Nueva Zelanda) protagonizar un anuncio de la nueva consola de Microsoft. Y es que si tomamos en cuenta el discurso del fundador de Mega en contra del gobierno de Estados Unidos y de las grandes compañías de aquél país, su participación en el anuncio parece, al menos, contradictoria.

Lo cierto es que no es la primera vez que Dotcom muestra su fanatismo por los videojuegos, pues hasta hace unos años ostentaba un título mundial de Call of Duty: Modern Warfare 3.

¿Será que Microsoft le llegó al precio?