Lo que están a punto de ver no es una ilustración hecha en Photoshop, es una obra titánica creada completamente en Minecraft.

El responsable de esto es Thorlar Thorlarian, un fanático de los juegos de Blizzard que invirtió 23 semanas y media en crear una increíble imagen de Deathwing, Kerrigan y Diablo. Para conseguirlo, fue necesario utilizar 1,128,960 bloques de varios tipos, los cuales fueron colocados uno por uno hasta dar forma al resultado final.

Thorlar asegura que su trabajo es digno de un récord mundial, algo de lo que da fe un video en el que se muestra todo el proceso detrás de esta espectacular ilustración.