Durante los setenta y los ochenta, en Sudáfrica se implementó una terapia para “curar” a los soldados homosexuales. Aquí te contamos los horrores del llamado Aversion Project.