Holuhraun es un campo de lava que se ubica al norte de Vatnajökull, Islandia. Durante la última semana, el flujo de este material ha alcanzado una extensión sin precedentes: 84 kilómetros cuadrados.

Lo que comenzó con unas fisuras en agosto del 2014, se ha convertido rápidamente en el río de lava más grande desde hace 200 años, cuando la fisura de Laki –también en Islandia– hizo erupción en 1783 durante más de 8 meses. Para darnos una idea de la magnitud de lo que sucede, basta con pensar que la superficie de lava en Holuhraun es más gran que la isla de Manhattan, Nueva York.

En este video grabado desde un helicóptero, se puede ver la enorme mancha color naranja que inunda el gélido paisaje islandés. Una imagen bella y aterradora por igual.