La versatilidad de las cámaras GoPro es tal, que pueden servir para grabar algo que normalmente podría parecernos mundano y convertirlo en una cosa espectacular.

Si no nos creen, chequen este video grabado por un estudiante de la Universidad de Wisconsin, quien simplemente tomó su cámara y la pegó con cinta a una de las llantas de su carro. El material que obtuvo es una hipnótica secuencia de luces caleidoscópicas que bien podría pertenecer a 2001: A Space Odyssey.

Sólo se necesita un poco de creatividad e ingenio.