Si pensaban que los comerciales de Apple eran los más soberbios y vanidosos en la industria tecnológica, entonces prepárense para ver el primer anuncio del nuevo teléfono de HTC.

Como parte de la campaña de lanzamiento del One M8, la compañía taiwanesa decidió contratar al actor Gary Oldman para convencernos de que se trata del mejor smartphone del mercado.

El problema es que, al parecer, el teléfono es tan bueno que no necesita presentación, pues en el extraño comercial Oldman se limita a decir que el dispositivo “no está hecho para cualquiera, sólo para aquellos que quieren más y que tienen opinión propia”. Y en caso de alguien tenga la menor duda, el actor británico lanza un reto: “pregunta en Internet”.

Bueno, pues gracias por el consejo Gary… creo.