Esta tira es de Claudia Puhlfürst, y está grabada nada menos y nada más que en un cabello humano. Para lograr tal detalle a nivel microscópico, usaron un haz de iones.

Los responsables detrás de este trabajo son las personas de EHSM2, la feria y mercado de hackers que próximamente se llevará a cabo en Hamburgo. El haz de iones (mejor conocido com ion beam) trabaja igual que un haz de arena para el grabado, sólo que en lugar de granos, lanza átomos individuales. El nivel de detalle que puede alcanzar es impresionante y generalmente se usa para fabricar superconductores.

vía BoingBoing

fuente EHSM