Existe un almacén del Museo Nacional de Historia Natural de Los Ángeles, California, en el que se guardan los especímenes que simplemente son demasiado grandes para el Museo.

Entre las diversas piezas que se encuentran ahí, podemos ver esqueletos de ballena y cráneos de delfín. Todo un deleite para los investigadores que se dedican a los grandes mamíferos del mar.

vía Popsci