Ver algo en cámara ultra lenta siempre es un deleite, más todavía cuando se trata de pequeños eventos que pasan desapercibidos a simple vista.

Prueba de ello es uno de los últimos videos de UltraSlow, quienes grabaron la combustión de un cerillo, algo poco espectacular de no ser porque la velocidad de captura es de 4,000 cuadros por segundo. El resultado es una delicia visual y una muestra de las espectaculares imágenes que se pueden conseguir con esta tecnología.