Investigadores de la Universidad de Cornell enseñan, con base en algoritmos, a  una máquina a manejar objetos peligrosos, para prevenir cualquier percance cuando haya personas cerca.