Me pongo de píe ante tan maravillosa obra.

Todos los niños de los noventa crecimos viendo Batman: La serie animada, la magnifica obra animada de Bruce Timm y Paul Dini. A pesar de que, en una primera impresión, los dibujos estilizados, los escenarios art deco y la ambientación noir de la serie lucía muy poco amigables para llegar a las grandes audiencias, las geniales historias y el trabajo de los actores de voz (tanto los originales como los latinoamericanos) lograron que una generación de infantes se encariñaran con la serie, que presentó al Batman más apegado a los cómics.

Por todo lo anterior, siempre es entrañable ver trabajos que rinden homenaje a la serie, como el realizado por los animadores Kyle Roberts y Nathan Poppe, quienes usaron sus conocimientos en stop-motion para recrear el intro del programa, ayudados de figuras Lego y dibujos realizados con plumones comunes y corrientes.

“Recuerdo llegar de la escuela y, casi todos los días, ponerme a ver el programa. Es uno de mis programas de televisión favoritos de todos los tiempos. Puedo decir con seguridad que mi infancia no habría sido lo mismo sin Batman o sin Lego. Por eso, me parecía natural verlos combinados en una animación de stop motion. Fue, sin duda, todo un trabajo de amor a la serie”, relataron los realizadores.

Se necesitaron más de 1,000 fotos, 40 fondos dibujados a mano y más de 300 horas de trabajo para completar este proyecto de animación. Sinceramente, creo que valió la pena.

fuente Kyle Roberts (YouTube)