Durante la visita oficial a Japón del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el mandatario conoció al robot Asimo de Honda.

El encuentro se dio en el Museo Nacional de Ciencia e Innovación de Tokio, donde Obama se mostró sorprendido por las habilidades del “robot más avanzado del mundo”, sobre todo después de ver al autómata tirarle un pase con un balón.

Y en caso de que se lo pregunten, el presidente estadounidense no cuestionó la habilidad de los robots para gobernar… ni tampoco para jugar fútbol.