Después de formarse durante horas para ser el primero en adquirir el nuevo teléfono de Apple, un joven australiano no dudó en mostrarlo ante las cámaras de televisión, solo para dejar caer su preciado tesoro ante todos los asistentes.

Uno de los primeros puntos en todo el globo -por su uso horario- donde se pudo comprar el iPhone 6 fue Australia, por ello varios jóvenes dejaron de ir a clases o al trabajo para formarse durante días para ostentar el título de ser los primeros en todo el mundo que adquirieron el teléfono de la marca de la manzana. Uno de ellos fue Jack Cooksey, quien al salir con su tesoro de la tienda de Apple aceptó mostrarlo ante las cámaras de la televisión local solo para pasar un chusco momento al mostrar como sus temblorosas manos de maraquero jalaban de más la caja, provocando la aparatosa caída de su teléfono al asfalto.

En cuestión de horas, la cara triste de Cooksey intentando sobar su pantalla se volvió viral. A pesar de que a cualquiera nos puede pasar algo así, la mayoría de las reacciones en la red son similares a esta:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Ij3m428hRrQ]

Cooksey ya ha señalado en su cuenta en Twitter que su iPhone 6 no sufrió ningun desperfecto, e incluso la filial de Apple en Australia se ha ofrecido a repararlo en caso de que tuviera algún desperfecto. ¿Alguno recuerda que sintió la primera vez que tiró su iPhone?

vía Kotaku

fuente 9news