No todo está en el cuadrilátero, grandes peleas suceden en los rincones más insospechados. 

Este video de National Geographic muestra lo que en un inicio parece que será una pelea enredada a muerte. La anguila parece tener la ventaja clara porque, bueno, es una gran asesina bulliciosa y mientras se mueve sostiene al pulpo entre sus mandíbulas. Después de unos latigazos desmedidos, el pulpo logra presionar a la anguila con sus tentáculos, para después detonar una bomba de tinta y confundir a su presa. El pulpo logra escapar, pero herido.

No es exactamente una victoria para el pulpo porque pierde un tentáculo. No es exactamente una victoria para la anguila, pues consiguió un tentempié sabroso. Pero la anguila asesina no está feliz con sólo una corbata, así que busca algo más para luchar: el buceador.

La anguila carga contra el camarógrafo, y los espolones de su boca abierta y sus dientes aterradores van hacia el tipo hasta que éste –por fin– decide huir de ella. Si el buzo hubiese sido más lento, las cosas serían mucho peor para todos los involucrados.

vía SPLOID

fuente National Geographic (YouTube)