Reseña: Redmi 9 – Xiaomi demuestra que quiere comerse toda la gama media

| 6 de octubre de 2020
El Redmi 9 es un teléfono de gama media con Android 10 y un sistema de cámaras superior al que esperaríamos por un precio tan bajo, pero ¿es suficiente para ganarse nuestro corazón?

Xiaomi ya descubrió la clave para hacer buenos teléfonos Android de gama media que, por un precio bajo, ofrecen prestaciones que rayan en la gama alta. El Redmi 9 es ejemplo de esta filosofía empresarial, ya que cumple con lo que esperaríamos de un smartphone de sus características, a la vez que supera algunas de nuestras expectativas.

Sin embargo, este terminal es casi idéntico a “su hermano mayor”, el Redmi Note 9 en casi todos sus aspectos, y se vende a un precio similar. En ese caso, ¿por qué habríamos de considerar al Redmi 9 como una opción viable y qué destaca de este terminal que no tengan otros de la misma marca?

Aquí te lo diremos con lujo de detalle.

Las entrañas del Redmi 9

Tenemos en mano una presentación con acabado púrpura (Sunset Purple) en plástico con sistema de cuatro cámaras coronado por un sensor de 13 MP, batería de 5020 mAh y carga rápida de 18 Watts, pantalla Dot Drop display FHD+ IPS LCD de 6.53 pulgadas y procesador Helio G89 de cuatro núcleos a 2.0 GHz, acompañado de 64GB de almacenamiento interno (expandible) y 4GB de RAM.

Por detrás tenemos los lentes asistidos por Inteligencia Artificial acomodados en formato vertical, con uno wide de 13MP, otro ultrawide de 8MP, uno macro de 5MP y uno de profundidad de 2MP con LED Flash, panorama, HDR y capacidad de tomar video Full HD a 30 cuadros por segundo.

Debajo de estas lentes descansa el sensor de huellas digitales de este terminal, de manera discreta y elegante.

Al flanco izquierdo está la charola de tarjetas SIM y MicroSD y al derecho están los controles de volumen y apagado y encendido de pantalla. Por arriba vemos un sensor infrarrojo y un micrófono, mientras que por debajo tenemos parrilla de bocinas, puerto USB-C y orificio para conectar jack de 3.5 mm.

Al frente tenemos una cámara para selfies de 8MP capaz de tomar video HDR Full HD a 30 cuadros por segundo.

El Redmi 9 funciona con Android 10 y máscara MIUI 11.

Fotos y video, lo que debes saber

Con un sistema quad de cámaras, podríamos esperar un buen desempeño en los departamentos de fotos, selfies y videos, y lo cierto es que Xiaomi otra vez se lució con el Redmi 9.

Tenemos modos de Video Corto, Cámara Lenta (240 fps/720p), Video, Foto y modo PRO. MIUI también agrega los clásicos filtros de belleza y los normales tanto para video como para fotografía.  Algo que podemos destacar de este terminal es zoom de 10 aumentos y gran angular de 0.6x. en fotos y zoom de 6 aumentos en video. Desgraciadamente, no es posible pasar de gran angular al acercamiento máximo del teléfono mientras se graba.

La cámara para selfies no registra ningún tipo de acercamiento. Lo videos frontales y traseros de este dispositivo no cuentan con estabilización óptica o electrónica. Durante la noche, ambos sensores trabajan bien, pero tampoco ofrecen algo que nos haga gritar de emoción.

Me gusta que Xiaomi no haya saturado los colores de las fotos y el video tanto de día como de noche, que el modo Macro funcione tan bien en este terminal y que el Efecto Diorama también sorprenda por los resultados que ofrece.

Obviamente durante la noche, los sensores tienden a mostrar sus limitantes técnicas y de software con un grano roto que sí llega a ser molesto, pero tampoco es algo que te haga tirar el Redmi 9 a la basura.

El punto más bajo del terminal son sus fotos y videos con zoom máximo activado, ya que es aquí donde se ve el grano más tronado y los colores más deslavados de nuestra experiencia, pero ¿qué celular no falla en este aspecto?

Si bien es cierto que la I.A. mejora la experiencia de las cámaras, cuando las llevamos al límite, es cuando se ven las limitantes del Redmi 9.

Sin embargo, con buena luz y con acercamientos moderados, los sensores de este smartphone hacen un buen trabajo.

Multimedia y desempeño

¿Qué podemos decir? La pantalla IPS LCD Full HD+ presenta un buen contraste y un más que óptimo desempeño visual. Tanto en videojuegos, como en navegación normal o visualización de películas y series, cumple su propósito.

El display tiene un brillo máximo de 400 nits, un estándar en la industria y la protección con la que cuenta es un nada despreciable Gorilla Glass 3.

La tasa de refresco de la pantalla no es nada del otro mundo, pero al menos aquél con el que cuenta es lo suficientemente bueno como para disfrutar de una buena película a mitad de la noche o en un vuelo largo.

Parte de la magia del display se lo debemos al GPU Mali-G52 MC2, que también permite un buen desempeño gráfico con los videojuegos y la multitarea.

Tanto al trabajar como en el gaming, el Redmi 9 no nos falló para nada, mientras que su desempeño se mantuvo óptimo durante el tiempo en que probamos el aparato.

Me gustaría destacar que este terminal cuenta con WiFi de banda dual y Bluetooth 5.0, tecnologías cada vez más comunes, pero que siempre agradeceré en un producto de un precio tan bajo como este.

El sensor trasero de huellas digitales, siendo este el único método de autenticación biométrica, trabaja muy bien en 98% de las situaciones.

Lo bueno
  • Buen diseño exterior que llama la atención por sus colores
  • Cuenta con uno de los mejores sistemas de cámaras de la gama media
  • Pantalla IPS LCD con buen contraste y balance de colores
  • Su hardware y software logran ejecutar algunos de los juegos más modernos del mercado
  • MIUI 11 continúa ofreciendo una experiencia muy recomendable
  • Batería de más de 5,000 mAh y carga rápida, ¿qué más podríamos pedir?
Lo malo
  • Sin resistencia real contra polvo y agua
  • No vemos estabilización óptica o electrónica por ningún lado
  • Fotos y video con zoom son algunos de los puntos más flojos del aparato
  • No hay reconocimiento facial
Veredicto

Recién hablamos del Redmi Note 9, un buen gama media que cumple en casi todos sus aspectos y Xiaomi presenta otra apuesta más para acaparar este sector de los teléfonos móviles Android, el Redmi 9, una especie de “hermano menor” de la familia Note.

No es que tener muchos teléfonos en un catálogo de gama media sea malo, pero cada año parece haber como seis o siete teléfonos con nombres y specs similares de los cuales cuesta cada vez más trabajo sacar una reseña que destaque sus diferencias porque, para ser sinceros, no hay muchas.

O sea, con el Redmi 9 tenemos casi lo mismo que con el Redmi Note 9 y a precios similares. Ambos son teléfonos muy buenos así que si tocara elegir uno de los dos, la decisión se resumiría más al tema económico que al técnico.

Más reseñas