Reseña: Ryzen 7 4000U – el procesador todoterreno de 7nm para el mundo moderno

| 30 de septiembre de 2020
¿Quiere potencia? Bueno, aquí la tienes

Durante años la serie Ryzen de AMD se ha caracterizado por ser procesadores bastante cumplidores a un precio bastante accesible. A pesar de que con el tiempo esta familia de CPU se ha refinado, mejorado y especializado, la premisa sigue siendo la misma y eso lo podemos ver en el Ryzen 7 4000U (específicamente probamos el 4800U, pero nos referiremos a la serie 4000 como unidad, para facilitar el entendimiento), que pudimos probar en una unidad OEM.

El Ryzen 7 4800U, por el momento, no está disponible como pieza para PC, solo podemos encontrarlo en equipos armados por fabricantes, como en este caso la Lenovo Yoga Slim 7, que está pensada para el segmento de mercado llamado “productividad”.

En resumen, esta laptop está pensada para el público en general con especial atención a las tareas de oficina. Sin embargo, ¿es necesario un procesador de este calibre para tareas de ofimática? Para testear el Ryzen 7 4800U hicimos varias pruebas en este equipo, que aunque no es aquel que sacará el mayor jugo de este, sí nos puede dar una idea de hasta dónde podemos exprimirlo y qué rendimiento podemos esperar de la nueva generación de los procesadores de AMD.

Primero, veamos sus especificaciones:

  • N.° de núcleos de CPU: 8
  • N.° de subprocesos (hilos): 16
  • N.° de núcleos de GPU: 8
  • Reloj base: 1.8GHz
  • Reloj de aumento máximo (OC): Hasta 4.2GHz (según fabricante)
  • Caché L2 total: 4MB
  • Caché L3 total: 8MB
  • CMOS: TSMC 7nm FinFET
  • Paquete: FP6
  • Versión de PCI Express: PCIe® 3.0
  • TDP/TDP predeterminado: 15W
  • cTDP: 10-25W
  • Temperatura máxima: 105°C

Las diferencias con el modelo anterior de este mismo procesador son notables. Primeramente, se duplica el número de núcleos y por tanto también el número de hilos. Sin embargo, la frecuencia base pasó de 2.3 GHz a los 1.8 GHz que tenemos en este nuevo Ryzen 7; esto, claro, no es algo de qué preocuparse teniendo en cuenta que AMD se ha enfocado muchísimo en hacer sus procesadores fuertes en las tareas multi core a diferencia de la competencia, que sigue centrado en el single core; asimismo, la frecuencia de overclock máxima sigue siendo la misma para ambos modelos, bajo las especificaciones del fabricante, que no pueden ser exploradas al ser este un procesador de OEM y, sobre todo, porque no es modificable a través de la herramienta de Ryzen Master, porque aún no tiene soporte.

Más que solo Excel y Word

Este armado también tenía dentro 16 GB de RAM a 4266 MHz, lo cual también es una gran ventaja y apoyo para un procesador que puede absorber tareas pesadas en todos sus núcleos. No podemos olvidar que este obtuvo un puntaje de 3700 en Cinebench en trabajo multicore, superando por muchísimo a todos los Core i7 de décima generación.

Es claro que su rendimiento no está centrado en simplemente tareas de oficina, pero su desempeño en este apartado es increíble cuando se trata del manejo de diferentes aplicaciones y programas al mismo tiempo. La capacidad de procesamiento, junto a lo bien balanceados que están sus núcleos, entrega una experiencia de uso fluida en todo sentido, apoyado, claro de su RAM, también bien montada para este armado.

Asimismo, tenemos la oportunidad de realizar algunas tareas de diseño simple sin mucho problema, como editar y crear dentro de Photoshop, Lightroom o incluso Premiere (con sus limitaciones y, por supuesto, con tiempos de render bastante ampliados) y hasta jugar algunos juegos con gráficas moderadas.

Este Ryzen 7 4000U por supuesto que tiene su limitante en tener los gráficos integrados. Además de no tener los beneficios de ser un procesador completamente dedicado al procesamiento datos y tiene que compartir su potencia con los gráficos, la limitante más notable es la del hardware.

Gráficos competitivos

Este procesador está integrado dentro de una laptop que no está pensada para el gaming… pero funciona y logra, a pesar de todo, superar los 30 frames en títulos AAA como Shadow of the Tomb Raider Red Dead Redemption II a 720p con gráficos bajos. También aguantó correr DOOM: Eternal a 1080p con gráficos bajos a 45-50 fps estables con picos de hasta 60 fps.

Ciertamente, no son benchmarks que puedan decirse precisamente óptimos, pero considerando que es un procesador con gráfica integrada y que está reducido en potencia en este tipo específico de tareas que requieren gráfica de manera demandante, los resultados son simplemente increíbles.

Esto quiere decir que, sobre todo, tendrás la posibilidad de jugar y renderizar sin tener una experiencia tan limitada. Por supuesto, no será lo mismo que tener una gráfica dedicada de serie 60, 70 u 80, pero es un agregado más para este procesador que, en cuanto tenga posibilidad de integrarse a armados personalizados estará mucho mejor optimizado y pensado para rendir bajo otras condiciones.

(Bethesda)

Lo bueno
  • Rendimiento increíble en multicore
  • Estabilidad térmica
  • Gráficos suficientes y bien optimizados
  • Capacidad de OC
  • Consumo energético
Lo malo
  • Eficiencia single core todavía debajo de lo esperado
  • Sigue sin estar disponible para armados personalizados
Veredicto

Mientras que Ryzen siga esforzándose en hacer procesadores que son buenos en tareas multicore y, además, tenga el agregado de que sus gráficos integrados sean así de eficientes… tiene la batalla ganada. no solamente tienen la ventaja tecnológica de los 7nm, sino que también siguen teniendo una ventaja de mercado con precios más bajos por productos que están optimizados y al alcance de un público más integral.

El Ryzen 7 4800U y toda la serie 4000 siguen en la misma línea: eficiencia en todos los campos a costa de un desempeño de single core reducido. Las tareas que se pueden hacer con este tipo de procesador son increíblemente variadas y, además, increíblemente fluidas. Su potencia es suficiente para la vida diaria y para aspectos básicos de otros nichos profesionales como el diseño.

Estas siguen siendo unidades OEM, por lo que no podemos esperar a que salgan los procesadores de unidad para armados personalziados, que serán en los que veremos realmente el poder de los 7nm y el nuevo manejo de la arquitectura de AMD.

Más reseñas