logo-codigo-espagueti

Reseña – Madden NFL 23, un digno homenaje al coach

| 5 de septiembre de 2022
Madden NFL 23 se siente como si hubiera desechado el viejo libro de jugadas para comenzar desde el principio.

No sé ustedes, pero en los últimos años, a mí me ha dado la sensación de que los desarrolladores de Madden les ha costado encontrar un camino que permita que los jugadores permanezcan interesados en el simulador de fútbol americano por excelencia.

Y es cansado, porque las entregas anuales de deportes en realidad tienen muy poco margen de desarrollo, mientras que los usuarios esperan alguna mejora que vaya más allá de una simple actualización de uniformes y jugadores.

Imagen: EA

Madden ha estado perdido en el bosque por un tiempo, tratando de hacer precisamente eso, pero lo que realmente necesitaban hacer es lo que claramente está presente este año. Madden NFL 23 tiene el atractivo de ser el juego que sirve de homenaje al hombre que le ha dado un nombre a esta saga de videojuegos, y de paso, la gente de EA finalmente ha dado con la tecla con un juego despojado por decirlo de alguna manera, centrándose únicamente en mejorar las mecánicas en el emparrillado, deshacerse de los errores, refinar los pases rápidos, la consistencia defensiva y las jugadas integrales momento a momento. ¿El resultado? Algo que los fanáticos habían estado anhelando por un tiempo para desquitar verdaderamente esa inversión de cada agosto.

El coach John Madden

Cómo mencionamos, el Madden NFL 23 es un homenaje a John Madden, el legendario entrenador y comentarista que falleció el pasado mes de diciembre, y que justo es el encargado de darle nombre a la popular saga.

Madden fue en exitoso entrenador de los Raiders de Oakland, un carismático comentaristas y uno de los rostros más representativos de la NFL, y su conmemoración se da a través de distintos elementos como la portada del título y un juego conmemorativo donde vemos diferentes versiones del coach Madden dirigiendo.

Imagen: EA

El homenaje es justo y más que merecido, y sin duda, es un elemento a tener en cuenta al momento de hacerte de esta nueva entrada de la saga, sobre todo si eres un fanático veterano del deporte de las tacleadas. Todo se resume a un “Thanks Coach”, y vaya que los seguidores del futbol americano tienen mucho que agradecer a esta leyenda del emparrillado, las cabinas de transmisión y los videojuegos.

Todo se define en la cancha

Madden NFL 23 en su mayor parte es un refinamiento vendido, y meterse en el meollo de un juego de la saga no se ha sentido tan consistente o agradable por un tiempo. Los pases se han revisado para presentar una mecánica mejor ejecutada que dote de realismo a la experiencia y de un mayor control al jugador. Aparecerá un medidor de precisión para dar más precisión al lanzar el ovoide, junto con un área de destino gris. Esto te permite hacer pases sólidos frente a los jugadores en lugar de directamente hacia ellos para intentar escapar de una posible intercepción, además de que te permite utilizar una variedad de técnicas de pase para sortear a las defensas según las propias exigencias de la jugada.

La IA también ha visto una mejora significativa, con los receptores siendo capaces de encontrar posiciones abiertas sobre la marcha, o de reaccionar de forma eficiente a la altura del pase. Cómo ya venía sucediendo con otras entregas, posees un botón que nos da la opción de asegurar un pase preciso si lo ejecutamos en el momento justo. Combina eso con los nuevos controles de pase y tendrás la oportunidad de realizar algunas jugadas fantásticas.

Imagen: EA

Otra mejora está en la presión al pasador, donde es más fácil atravesar una defensa con la jugada correcta para que el mariscal de campo no tenga años para decidir a dónde va el balón. La defensa en general está mejor equipada para hacer el saqueo, lo que hace que los juegos sean más emocionantes y realistas. Todas estas mejoras hacen de Madden NFL 23 una experiencia más placentera y real, lo que demuestra que los cambios y la rectificación de problemas antaños ​​hacen que el juego tenga mejoras sustanciales en general.

FieldSense proporciona una mejor física en la mayoría de los aspectos del juego. Por ejemplo, correr a través de la línea defensiva se siente más auténtico, ya que tu habilidad determina qué tan exitoso serás para recuperar esas yardas. Como jugador defensivo, también tienes más control sobre las entradas. Cuando te encuentras con el portador de la pelota, la probabilidad de detenerlo en seco con mayor claridad permite paradas directas en lugar de que haga algunas yardas adicionales mientras te tambaleas con los dedos cruzados.

Esto aplica al momento de realizar carreras también: tienes un mejor control sobre tus opciones para evitar ser abordado en función de la habilidad de tu jugador, con esas animaciones dolorosamente poco convincentes que afectan tu objetivo de obtener un primer intento o camino a la zona de anotación visto en años anteriores.

Imagen: EA

El mismo Madden de siempre

Las imágenes no son un gran avance con respecto al año pasado, aunque vale decir que las transiciones entre las animaciones y las cinemáticas se sienten más fluidas. Las presentaciones que hacen que se sienta similar a ver un juego en la televisión se ven estelares y se combinan con las repeticiones para hacer un producto que se siente atractivo. De vez en cuando se sentía un poco tosco, pero en general, las imágenes están lo suficientemente modificadas para que el día del juego se vea maravilloso.

Los comentarios son sólidos, y la repetición que a veces se filtraba en los últimos años no está tan presente. Todo se alimenta del hecho de que EA ha ido con la filosofía de volver a lo básico, algo que se necesitaba desde hace un tiempo y que al menos personalmente yo agradezco. Era mareante, exagerado y desgastante el enorme paquete de animaciones que implementaron los Madden de los últimos años.

Respecto a los modos de juego, algunos han recibido cambios sutiles para hacerlos más atractivos, además de brindar más control, pero prácticamente todo se mantiene. El modo de franquicia ha recibido algunas mejoras en su proceso de fichaje, agregando etiquetas y motivaciones para firmar agentes libres, lo que significa que el dinero no es el único atractivo para traer a alguien. Sobre la base del enfoque del año pasado, estas ideas ayudan a mejorar el proceso de conseguir nuevos fichajes, y agrega un sentido de personalidad a los jugadores a medida que firman en función de diferentes factores, como si están firmando con un equipo cercano a su ciudad natal o jugando junto a un mariscal de campo estrella.

Imagen: EA

La exploración mejoró drásticamente el año pasado y, aunque el Madden de este año es similar, presenta algunos ajustes adicionales para darle una idea más clara de los jugadores universitarios el día del draft. Hace un par de años me quedé sobre lo descuidado y abandonado que tenía EA su modo de juego más clásico en aras de promover las modalidades online, por lo que me da gusto ver que desde la desarrolladora se está volviendo a trabajar en él, pues éste sigue teniendo una base de jugadores amplia que prefieren está experiencia más cerebral y de largo alcance sobre el vórtice de emociones y adrenalina que se vive en el competitivo.

Face of the Franchise es mucho más básico, pero todavía hay mucho que hacer para asegurarse de que no se aburra de una semana a otra. Te sumerges eligiendo un equipo de la NFL para comenzar, eliminando todo el proceso de draft y los juegos universitarios para decidir dónde terminarás. Después de crear tu jugador y elegir el tipo de posición y el jugador que quieres ser, cada equipo tiene una calificación al lado que te mostrará qué tan probable es que encajes. Puedes elegir tu equipo favorito, en el que tengas potencial para jugar regularmente o en la institución que te ofrece ganar un salario digno: la elección es tuya. Cuando estás asentado en tu club, te dan ciertos objetivos para cada partido.

Imagen: EA

Elegí QB porque era más probable que tuviera algo que hacer en cada juego, y la mayoría de mis objetivos se basaban en pasar tantas yardas, no perder el balón después de completar con éxito y hacer jugadas ganadoras. También puedes elegir lo que haces en la semana entre juegos. Ciertas opciones de entrenamiento le dan un impulso a tu fuerza o velocidad, pero también puede participar en programas de alcance comunitario o transmisiones en vivo de Madden para conectar con los fanáticos. Durante un tiempo, el modo historia de Madden no ha sabido definirse entre el glamour del deporte y el profesionalismo del mismo. Tener un enfoque tan simplificado en Madden 23 resulta gratificante y se traduce en un producto mejor cuidado al no intentar abarcar tanto terreno.

Por último, respecto al Ultimate Team hay poco que agregar respecto a entregas anteriores. Podríamos tomar nuestras últimas tres reseñas en este apartado y la opinión se repetiría. Todo está repleto de microtransacciones y de jugadores competitivos ansiosos de mostrar su nivel de juego y la confección de sus plantillas. El sistema de progreso se mantiene inmutable, al igual que el de recompensas, en una pestaña que se mantiene sólida dada la propia naturaleza del juego.

Imagen: EA

Lo bueno
  • Más control sobre los pases
  • La defensa ha mejorado
  • FieldSense significa mejores jugadas basadas en la física
  • Homenaje al coach Madden
  • Recuperación del Modo Franquicia
  • El Face of the Franchise se simplificó y es consistente
Lo malo
  • No es un gran avance visual
  • Algunos cortes en la presentación se sienten discordantes
Veredicto

Madden NFL 23 se siente como si hubiera desechado el viejo libro de jugadas para comenzar desde el principio, arreglando viejos problemas y creando una experiencia mucho mejor en el campo. Hay un mejor control sobre los pases, la defensa y los pases rápidos, lo que hace que el acto de jugar sea el mejor que hemos visto en años.

Ultimate Team sigue siendo un elemento fuerte del juego, y las pequeñas posibilidades del modo Franquicia deberían complacer a los fanáticos acérrimos de la NFL. Para mí, realmente me gustó Face of the Franchise este año, pero algunas de las posiciones potenciales no tienen tanto atractivo como el mariscal de campo. Si este es el futuro de Madden, entonces es una base sólida para los próximos años.

ANUNCIO

Más reseñas