Reseña: Katamari Damacy Reroll — La magia del clásico en tu PS4

| 8 de diciembre de 2020
El remake de Katamari Damacy Reroll en el PlayStation 4 es tan fiel al original, que algunos de sus defectos siguen presentes

Katamari Damacy trajo extravagancia al PlayStation 2 por allá de 2004. Con el tiempo, el concepto loco de rodar alrededor de una pelota para recolectar objetos aleatorios se convirtió en un éxito. Y, en pleno 2020, el remake, Katamari Damacy Reroll llegó a nuestros consolas para darles un último giro antes de meternos de lleno a la nueva generación.

 

Katamari Damacy Reroll o keep rollin’, rollin’, rollin’

Tras la primear entrega, hubo otros doce títulos de la serie Katamari en muchas plataformas diferentes, pero han pasado nueve años desde que uno de ellos aterrizó en una consola y lo hacen con un remake.

Katamari Damacy Reroll es una nueva versión del título que lo inició todo, y es un aliciente en lo que esperamos a que salga un nuevo juego para un consola.

Foto: Bandai Namco

Como recordarán, la premisa de Katamari Damacy Reroll es simple pero con capas de algo interesantes. Eres un príncipe diminuto a quien su arrogante padre (el Rey de Todo el Cosmos) le ha ordenado enrollar objetos con una bola pegajosa especial hasta que tengan el tamaño suficiente para convertirlos en constelaciones en el cielo.

Las reglas son sencillas. Tenemos un límite de tiempo variado para hacer crecer nuestra bola o katamari al tamaño que requiere el Rey, y solo podemos recoger objetos de una masa más pequeña que el katamari. Naturalmente, cuanto más recojamos, más grande se vuelve el katamari y más grandes son los objetos que podemos recoger.

Entonces, si bien comenzaremos enrollando tachuelas y gomas, pronto tendremos que recoger al ser humano completo y, finalmente, a todo un edificio.

Cada nivel está lleno de cosas que hacen que el juego sea una locura exquisita. A pesar de la gran cantidad de objetos esparcidos por todo el nivel, están dispuestos de tal manera que guían a los jugadores por un camino óptimo desde los objetos pequeños hasta los más grandes, algo que es especialmente útil en los niveles más grandes.

El objetivo es crecer

El katamari en Katamari Damacy Reroll se controla utilizando dos sticks analógicos para rodarlo por el nivel. Debemos tener en cuenta la gravedad y la física mientras navegamos por el camino lleno de objetos.

Bajar una pendiente pronunciada y perderemos el control, quedando expuesto a chocar contra algo más grande que nuestro príncipe.

Si nuestra bola se atasca o si choca con ciertos objetos, personas o animales, podemos mandar a volar elementos que atrapamos en el katamari, reduciendo así su tamaño.

Como dijera Limp Bizkit “keep rollin’, rollin’, rollin'” Foto: Bandai Namco

Por divertido que sea acumular cantidades ridículas de artículos cotidianos, no es todo lo que hay que hacer. Hay un nivel de estrategia involucrado no solo en aprobar las pruebas del Rey de Todos los Cosmos, sino en ir más allá y tratar de crear constelaciones de Katamari cada vez más grandes.

El objetivo, después de todo, es crecer. ¿O acaso hay algo más?

Foto: Bandai Namco

Recuperar las estrellas

Mientras se recrea el cosmos, también hay una extraña historia paralela en Katamari Damacy Reroll sobre la familia Hoshino. Los dos niños han notado que faltan las estrellas, pero su madre no les cree.

Mientras viajan por todo el país para ver a su padre, un astronauta que irá a la luna, comienzan a suceder eventos peculiares. Al principio, esta historia parece no tener ninguna relación, pero su relevancia para la narrativa general finalmente se hace evidente cerca del final.

Foto: Bandai Namco

No es que haya mucha narrativa general además de recrear el universo. Cada nivel comienza con una extraña conversación con el Rey, en la que elegirá un país aparentemente aleatorio del que hablar antes de reprender al príncipe por su miserable esfuerzo hasta ahora.

En lo que respecta al remake, Katamari Damacy Reroll es un poco decepcionante en algunos aspectos. Hay algunas texturas bastante feas, y no hay nada nuevo que ver aquí en comparación con el título original, salvo los trofeos. Es decir, es divertido jugarlo, peor no ofrece mucho en comparación con la versión original.

Lo bueno
  • Sigue siendo divertido años después
  • Su mundo extraño y peculiar
  • El humor
  • La mejora gráfica
Lo malo
  • Algunas texturas
  • Los controles no son lo mejor
  • No ofrece mucho más que el original

Conclusión

Katamari Damacy Reroll es un remake bastante fiel. Su estilo único y el sentido del humor han resistido la prueba del tiempo. Jugarlo para mejorar nuestros récords es muy satisfactorio, a pesar de que a veces los controles no sean nuestros mejores aliados.

Para los que que son nuevos en la franquicia de Katamari Damacy pueden sentirse un poco frustrados con algunos de los problemas de diseño anticuados, como los controles, pero es un gran lugar para comenzar para cualquiera que sienta curiosidad por el extraño mundo rodante del Rey de Todo Cosmos.

Publicidad

Más reseñas