logo-codigo-espagueti

Reseña – Fire Emblem Engage, un digno renacimiento

| 7 de febrero de 2023
Fire Emblem Engage es una nostálgica y divertida celebración de la franquicia.

Estamos en el primer mes del 2023 y Nintendo ha presentado una de sus cartas fuertes para estos 12 meses. En esta ocasión se trata de Fire Emblem: Engage, el juego de rol y estrategia por excelencia de la compañía japonesa, el cual es una celebración a la vida de esta franquicia que tiene más de tres décadas de existencia.

Después de más de 15 juegos, con varios cambios en su línea principal, spin offs y hasta un juego para celulares, Fire Emblem: Engage retoma pasajes clásicos de la saga, lo cual hacen más adepto a nuevos jugadores interesados; sin embargo, ciertas decisiones y direcciones que muchos pensaban iban a tomar desde el aclamado Fire Emblem: Three Houses quedaron atrás, lo cual puede que no agraden a muchos fanáticos de hueso colorado.

Imagen: Nintendo

Fire Emblem, franquicia renacida digna de una celebración

Corría finales del año 2001, precisamente el 3 de diciembre, cuando en América salió un juego titulado Super Smash Bros. Melee, en el cual podrías seleccionar entre varios personajes icónicos de las franquicias de Nintendo para golpearse hasta con la cubeta.

Elementos como Mario, Pikachu, Donkey Kong, Link, Jigglypuff, Fox, entre otros irrumpieron en este videojuego para el Gamecube, aunque en este “lado del charco”, había dos personajes del cuales no sabíamos mucho: Marth y Roy. Dichos espadachines pertenecían a unos juegos llamados Fire Emblem, los cuales en Japón eran bastante importantes, pero prácticamente desconocidos en el continente americano.

Con la popularidad creciente de dicho videojuego gracias al Melee, Nintendo decidió que era hora de internacionalizarlo, por lo que llegó Fire Emblem: The Blazing Blade en el año 2003, sirviendo como una introducción a nuevos jugadores que se estaban familiarizando con la franquicia, la cual dio un salto fuera de Japón a 13 años de su nacimiento.

Después de su irrupción en América y Europa, siguieron algunos juegos como The Sacred Stones (2004) Path Of Radiance (2005), Radiant Dawn (2007) y Shadow Dragon (2008), los cuales se mantuvieron en el gusto del público, pero cada vez en un nicho más limitado, perjudicando las ventas de los juegos. Tanto es así, que Shin Monshou no Nazo – Hikari to Kage no Eiyuu (2010) provocó que de nueva cuenta estos juegos únicamente salieran en el país del sol naciente debido al bajo porcentaje de demanda.

 

Con este contexto, el productor Hitoshi Yamagami, fue notificado por el departamento de ventas que el próximo juego de la saga iba a ser el último por pobres números que presentaban. Siendo un paciente moribundo, Intelligent Systems decidió hacer en Fire Emblem: Awakening (2012) lo que siempre les hubiera gustado haber hecho, por lo que gracias a esta pasión, la franquicia “despertó”; viniendo a vender 1,6 millones de copias, tomándose muy a pecho el nombre del juego que lo resucitó y lo convirtió en una de las sagas más importantes de Nintendo hoy en día.

Con varios juegos después de Awakening y con el críticamente muy aclamado Three Houses por todos los cambios que hizo en la franquicia y que marcó una época, llegó Engage, siendo esta cúspide de la celebración de una franquicia al borde de la muerte y que ahora es de las más redituables de Nintendo.

Volviendo a los orígenes

En esta ocasión, tomarás el control de un personaje llamado Alear (o el nombre que tú le quieras poner), ya sea en su faceta masculina o femenina, figura que a la postre se le conoce como “Dragón Divino”. Esta figura viene despertando de un sueño de mil años, esto luego de salir herido tras una guerra sangrienta en la que él/ella, junto a varios personajes emblemáticos y legendarios, lograron encerrar al “Dragón Caído”, quien es un ente que quiere llenar de calamidad todo el continente de Elyos.

Imagen: Nintendo

El despertar del personaje principal no es casualidad, ya que él abrió los ojos de su largo sueño debido a que el ente oscuro ha despertado, por lo que es nuestra tarea levantarnos en armas e ir recordando sobre lo acontecido hace un milenio y sobre los personajes que estuvieron en dicho enfrentamiento.

Algo que todos los fanáticos a este juego de rol estaban acostumbrados desde hace una década con Awakening (2012), era que la historia que desenvolvía a estos juegos era muy profunda y con varios matices que hablaban de temas bastante delicados como el racismo y cuestiones políticas. En esta ocasión, aunque tiene algunos buenos pasajes, la historia de Engage no cuaja ni termina por convencer, teniendo conversaciones sosas, doblajes malos como si fueran de alumnos de primer semestre de actuación y que me recuerdan a los del primer Resident Evil, desarrollo de personajes que dan la sensación que pudieron ser más profundos, ya que no terminas por encariñarse con prácticamente ninguno de los individuos del juego, terminando por ser un enorme desperdicio de figuras.

Aunque eso es en lo que más flaquea el juego, esto no significa que sea malo, sino todo lo contrario. Debido a lo débil de su historia, paradójicamente esto hace que este juego sea uno de los más accesibles si quieres entrarle a la franquicia por primera vez; donde además nos muestra un increíble gameplay, nos introduce a los Anillos Emblema, una forma de fusión en la cual se muestran personajes legendarios de la saga, tales como Marth, Roy, Lucina, Ike, Micaiah, entre otros. Gracias a esto, a los aficionados de hace muchos años de la franquicia les da un excelente fan service por poder volver a jugar con sus “héroes y heroínas de antaño”, mientras que para los nuevos es una forma de conocer la historia que ha hecho grande a Fire Emblem.

Imagen: Nintendo

En el apartado visual, Intelligent Systems lo volvió a hacer; mejorando lo hecho en Three Houses, por lo que en este tipo de videojuegos demuestran el potencial que puede tener la Nintendo Switch. El estilo animé que en esta ocasión presenta el juego puede no ser del agrado de muchos, pero a mí me pareció de lo mejor que tiene por lo colorido y detallado que es.

Referente al gameplay, de nueva cuenta podemos ver ese estilo de juego RPG por turnos que tanto ha caracterizado a esta franquicia, pero ahora cuenta con elementos bastante importantes para empezar, los Anillos Emblema, quienes le dan al personaje que lo use ciertas habilidades. Otra cosa que hace su estreno en Engage son los Estilos de Combate, las cuales dan distintas ventajas dependiendo el personaje que se elija.

De lo demás, las cosas no han cambiado mucho, esto referente a las fortalezas y debilidades que tiene cada arma y las características que puede tener las clases, esto con sus pros y contras, por lo que te hará pensar dos o hasta más veces cada movimiento. Igualmente, si te llegaras a equivocar, está el cristal que permite regresar algunos turnos atrás por si las cosas resultaran mal.

Otro elemento que también vuelve en esta ocasión son las muertes permanentes. En dado caso de que un personaje pierda la vida en batalla, este a no regresará, aunque claro, siempre tienes la opción de que pongas la función de que si alguno de ellos llegara a perecer, lo puedes utilizar en capítulos siguientes.

Algo que se implementó en Echoes: Shadows of Valentia fue la exploración, la cual a diferencia del juego anterior, este está en un concepto más limitado. Aunque pareciera que esto es malo, la verdad es que no, ya que te sirve para enfocarte más en crear lazos con otros personajes, recoger objetos, adoptar mascotas, entrenar, mejorar tus armas y comprar utensilios que te harán mejorar en la guerra.

Imagen: Nintendo

Hablando de las relaciones entre personajes, estas se retoman a como eran pre Three Houses en la cual pasarás mucho tiempo haciéndola “de cupido” con los personajes que quieras que tengan un lazo más profundo.

Ahora, respecto al mapa: en vez de mostrarte un calendario y días, todo está como en la vieja usanza, donde todo está en un solo lugar, el cual se ve de una gran manera por lo bonito que e su interfaz.

Pasando a otras índoles, un RPG exquisito, a la altura de la saga de Fire Emblem merece tener una buena música. En Engage, la música es magistral; sin embargo, a diferencia de su predecesor, no hubo piezas musicales que llegaran a quedarse en mi memoria por mucho tiempo, algo que sí ocurrió con ciertos temas de Three Houses.

Nintendo Switch hizo su magia

Con todo lo anterior, el juego luce extremadamente precioso a 30 fps con no muchas caídas, con un 1080 fps nativo estando en el dock. La dirección de arte es fantástica, siendo así uno de los mejores juegos que se han visto gráficamente para Fire Emblem en su historia.

Sabemos que, gráficamente, el Switch urge de un cambio generacional; sin embargo, parece ser que todavía puede dar un poco más, esto al estar en las manos correctas y con el desarrollo adecuado, dejando en evidencia que lo hecho en Pokémon Scarlet and Violet (2022) no es muestra de que la consola híbrida no pueda hacer las cosas bien gráficamente hablando.

Fire Emblem: Engage es una entrega que probablemente esté entre los nominados a juego del año. Aunque estemos en el primer mes del 2023, este juego es la culminación de toda la popularidad y el trabajo que se ha logrado; siendo una excelente “fiesta” para las tres décadas de existencia de una de las franquicias de los videojuegos más importantes de los últimos años.

Lo bueno
  • Gameplay sumamente adictivo
  • Visualmente espectacular
  • El poder usar a los héroes de antaño lo hace una experiencia única
Lo malo
  • La historia es sumamente floja, dejando desperdiciada varias oportunidades
  • Por lo mismo del fan service, puede parecer forzado algunos elementos
  • Puedes extrañar elementos que se venían implementando

Veredicto

Fire Emblem: Engage es una excelente manera en la cual se celebran tres décadas de existencia de esta franquicia, la cual se ha convertido en una de las más importantes de Nintendo.

A pesar de la historia y el doblaje que son malas, donde la primera solamente se usa como vil pretexto para hacer un fan service brutal y el segundo queda mucho a deber, la realidad es que esta entrega es una de las más entretenidas referente al modo de juego, ya que el poder usar los Anillos hace que la estrategia cambie, por lo que debes de conocer más a los personajes que vas a usar, así como a las leyendas incrustadas en estas joyas.

Considero que si nunca le has entrado a la saga, Fire Emblem: Engage es una excelente oportunidad, ya que vas a conocer a algunos de los personajes que han marcado época en este videojuego y te vas a interesar por probar las ediciones anteriores. En dado caso de que ya seas un fanático de antaño, el jugarlo en modo difícil será un reto bastante agradable y que tendrás unos buenos dolores de cabeza para poder hacer la estrategia de la victoria.

Con esto, Nintendo no decepciona y empieza muy bien el año, por lo que esperemos que los tomos del DLC que faltan traiga muy buenas recompensas a lo largo de este 2023.

Esta reseña fue escrita por Francisco Zapién.

ANUNCIO

Más reseñas