Reseña: Post Scriptum – El shooter de la Segunda Guerra Mundial más realista jamás hecho

| 25 de octubre de 2020
Post Scriptum es un tirador en primera persona ambientado en la Segunda Guerra Mundial que te impresionará por su realismo y calidad.

Bienvenido al mundo de Post Scriptum, un gatillero en primera persona ambientado en la Segunda Guerra Mundial en el que caminarás mucho, pasarás largo rato disfrutando de la campiña francesa y tal vez encontrarás a personajes muy raros de la vida real.

Este no es tu juego bélico de siempre. No es un Call of Duty ni un Battlefield. Es más bien una especie de simulador en el que eliges tu bando, seleccionas tu rol, tu escuadrón, tu punto de respawn y obedeces a tu líder de escuadrón sin cuestionar nada.

Post Scriptum es un juego exclusivo para PC creado por el estudio francés Periscope Games y para ser sinceros, si nunca has oído hablar de él, es porque se podría considerar un juego independiente para un nicho muy específico de jugadores.

Acá los mapas son enormes, tanto que si mueres y tus compañeros no pusieron un punto cercano para revivir o MSP, vas a tener que caminar muchísimo o pedir ride a tus compañeros.

En Post Scriptum juegas como el Eje, ya sea como Wehrmacht o la división de Waffen SS, también como Ingleses, Estadounidenses, Franceses y ¿cómo no? Polacos.

Como dijimos, acá te matan de un tiro casi siempre y los tiempos de recarga son lentos y realistas. Cada acción que hagas, desde correr medio agachado, hasta beber de tu cantimplora o tumbarte en el suelo, debe ser muy bien meditada, ya que en el fragor de la batalla, cada segundo que pierdes con cada animación, es uno que te acerca a la muerte.

Al empezar, debes elegir tu escuadrón y dentro de este, puedes seleccionar entre ser el líder, el que carga la ametralladora, el francotirador, el de la radio, un fusilero o el médico.

Pero esto no es todo, ya que cada bando tiene distintos escuadrones que van desde Infantería, con los roles que ya comenté, hasta la Logística, la Blindada y el Comandante de Pelotón, que se dedica a, entre otras cosas, pedir artillería y apoyo aéreo.

Solo los de la Blindada pueden usar y reparar tanques, mientras que Infantería puede hacer uso de vehículos como jeeps o tractores.

Lo destacable de este juego es que mientras sigas a tu líder de escuadrón, tu equipo puede llevarse la victoria. El único modo de juego disponible es el de atacar o defender puntos en el mapa. Es como Conquista, en Battlefield, por poner un ejemplo.

Muchas veces dispararás a lo loco por no poder ver al enemigo de lo lejos que se encuentra y muchas otras, morirás sin saber qué te pegó.

Debido a que las animaciones de recarga son tan lentas, matar a alguien no será tan fácil, mientras que las dinámicas balísticas como caída por gravedad o ajuste de miras, harán muy difícil la acción de derribar a alguien.

Esto, por razones obvias, convertirá cada kill en algo digno de celebrar.

Un equipo bien coordinado en todas sus partes logrará crear cuellos de botella en puntos estratégicos del mapa, con una buena dinámica logística, suficiente munición, puntos móviles de respawn bien ocultos y los materiales necesarios para construir barricadas y obstáculos en puntos defensivos.

Si no hay coordinación y todos andan desperdigados como locos, no se harán de la victoria a menos que un milagro suceda.

Tu personaje tiene munición limitada y no podrá cambiar sus armas hasta que muera, mientras que solo recogerá más parque si alguien más se la comparte.

El sistema de daño es: si un disparo o explosión no te mata, podrás curarte solo hasta cierto punto. En ese caso, un médico tendrá que acudir a salvarte.

Si te derriban, a veces puedes ser curado con una inyección de morfina, pero si te vuelven a tumbar, morirás definitivamente. Igual mueres de un tiro si te dan en la cabeza o un tanque te dispara directamente.

Si tu muñeco se agota por correr demasiado, tendrá que tomar agua de su cantimplora y descansar un rato.

También existe la posibilidad de tomar fotos con tu cámara o hacerla de lobo solitario emboscando al enemigo.

Hay otros juegos similares en el mercado como Hell Let Loose, pero la verdad no los he probado, por lo que sí recomiendo Post Scriptum si quieres una experiencia más realista en la que las partidas duren de media hora a dos horas.

Hay que estar checando bien el mapa y la brújula para saber a dónde vas, así como estar en constante comunicación con tu escuadrón, atento a lo que diga tu líder.

Tienes dos chats, el de escuadrón, con el que te escuchan desde donde quiera que estés, y el local, en el que solo te oye el que esté cerca tuyo, sin importar si forma parte de tu escuadrón o no.

Esta dinámica llega a dar lugar a jocosas conversaciones entre jugadores que la verdad, no se ven tan seguido en otros juegos.

El apartado visual es muy bueno aunque no está a la altura de otros juegos AAA como Battlefield, mientras que el sonoro es de los mejores que he podido escuchar en mucho tiempo.

La PC que corre este juego debe ser de gama media con buena RAM o gama alta. El juego es algo exigente, pero dependiendo la configuración, puedes correrlo sin problemas.

Debido a que la mayoría de los servidores está en inglés, sí vas a necesitar cierto nivel de dominio en este idioma, aunque en Discord puedes encontrar algunos grupos de argentinos o españoles, que se reúnen diario a jugar.

Échale al ojo cuando puedas. Se encuentra en Steam a un precio accesible de unos 15 o 20 dólares, más o menos.

Reitero, este título no es para cualquiera, pero sí para el que le gusta el tema de la Segunda Guerra Mundial y los simuladores bélicos.

Lo bueno
  • Enormes batallas con 80 jugadores divididos en dos bandos
  • Excelente apartado de sonido
  • Gráficas a la altura de lo que uno esperaría de un juego indie
  • Gran opción de jugabilidad
  • Buena selección de mapas
  • Dinámica de Ataque y Defensa muy bien balanceada
Lo malo
  • Es difícil encontrar servidores en español
  • Hay muchos bugs gráficos que romperán con la inmersión
  • Hay presencia (mínima) de jugadores tóxicos
Veredicto

El juego no es perfecto. Tiene muchos bugs y a veces llega a ser lento, pero la mayor parte de la experiencia, me la pasé muy bien, disparando solo para cubrir a un colega o muriendo sin saber qué me pegó.

Además, la actitud hacia los jugadores nuevos es bastante positiva e incluyente y por eso, recomiendo entrarle a este gatillero en primera persona.

Si tienes una PC que pueda correr este juego y ya te aburriste de las microtransacciones, los TTKs mal balanceados de otros juegos similares los pases de temporada, la propuesta de Periscope Games ofrece un buen respiro a todos estos fenómenos tan nocivos en el mundo del gaming.

Esta reseña de Post Scripum fue hecha jugando con una PC GameFactor CSG550 con procesador Intel Core i5 8400, con 16GB de RAM y tarjeta gráfica Nvidia RTX 2060 GDDR6 de 6GB de memoria de video.

Las capturas que ves en pantalla se hicieron gracias al GeForce Experience.

Jugamos usando un monitor MSI Optix G24C de 144hz.

 

Más reseñas