La compañía de videos de Google busca usar a su adquisición para fortalecer su monetarización.

YouTube compró la plataforma en línea de marketing musical Bandpage. El servicio se especializa en “conectar a los músicos con sus fans”, y promocionarlos en redes sociales, principalmente en Facebook, pero también en Spotify, Ning, SoundCloud, StubHub, Rdio, iHeartRadio y Twitter. Además, Bandpage se dedica a construir los sitios web (y actualizarlos) de sus clientes, así como a vender los productos relacionados con los artistas en las mencionadas redes.

Entre los principales clientes de la compañía se incluyen Alicia Keys, Beyonce, Bruce Springsteen, Carrie Underwood, John Legend, Justin Timberlake, Maroon5, Pink, Usher, Snoop Dogg, Rhianna, y el mismísimo Paul McCartney.

Así anunció Bandpage la compra:

“Nos dedicamos a ayudar a los músicos a construir sus carreras, por medio del crecimiento de su número de seguidores, y aumentando sus ingresos en el proceso, en la mayoría de los servicios de música digital en el mundo. Al unir fuerzas con el equipo de YouTube, podremos ayudar a los artistas a llegar a sus fans de maneras más poderosas que nunca.”

Hasta el momento no se han dado a conocer los términos del acuerdo, ni las cifras que pagó la filial de Google por la compañía musical. Con esto, YouTube busca contar con más herramientas para conseguir mejores acuerdos comerciales y monetizar su plataforma, algo que siempre se le ha complicado al servicio.

fuente TechCrunch

temas