En octubre del año pasado publicamos que el MIT desarrolló Wristify, una pulsera que es capaz de regular la temperatura del usuario sin necesidad de preocuparse por el aire acondicionado.

Un año después de la presentación de aquel prototipo, llega una nueva versión, más estética y sin cables conectados a una computadora que regula el estorboso termostato. Ahora es una pulsera metálica que puede controlarse a través de una aplicación móvil.

El prototipo actual es capaz de calentar o enfriar el cuerpo a una tasa de 0.4 ºC por segundo y el principio es exactamente el mismo que el modelo original, donde un módulo termoeléctrico envía variaciones muy rápidas e imperceptibles de calor o frío en la muñeca, un área con alto flujo sanguíneo, para modificar su percepción térmica del usuario.

WRISTIFIN1
La pulsera podrá personalizarse a través de una aplicación móvil que incluso puede guardar perfiles de usuario

Este dispositivo es uno de los 10 finalistas del reto Make It Wearable organizado por Intel y que pretende estimular la innovación en tecnología vestible. El próximo 3 de noviembre se conocerán los tres ganadores del desafío quienes se harán acreedores premios de 500 mil dólares para el primer lugar, 200 mil dólares para el segundo, y 100 mil dólares para el tercero.

Independientemente del resultado del concurso, en la página oficial de Wristify ya puedes pedir que te avisen cuando la pulsera este disponible a la venta.

vía CNET

fuente Embr Labs

temas