Mientras sus acciones de desploman en la bolsa, la compañía podría recibir una multa de hasta 18,000 millones de dólares.

Volkswagen fue citada por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, ya que descubrieron que un software, denominado “defeat device”, se encargaba de engañar o manipular las emisiones durante las pruebas de control ambiental.

El programa se colocó en modelos de 2009 a 2015, y en autos que llevan motor de cuatro cilindros, tanto de Volkswagen como en su filial Audi. Lo que hace el “defeat device” es detectar cuando la unidad es sometida a una prueba de emisión de gases, y luego se desactiva cuando ésta termina.

La noticia fue revelada por The New York Times hace unos días durante la semana más importante de la industria automotriz, el Auto Show de Frankfurt.

Recordemos lo que sucedió con Hyundai: la armadora coreana fue multada por una fuerte cantidad de dinero por mentir en sus pruebas referente al consumo de gasolina al dar una cifra inadecuada al rendimiento de kilómetros por litro. El tema Volkswagen es un caso mucho más serio, ya que se trata de daños irreversibles al planeta.

En efecto, ahora la EPA multa con mayor rigor la violación de códigos de acuerdo a las Normas de Aire Limpio, conocida en inglés como el Clean Air Act. Se calcula que la violación de los códigos podría terminar costándole a la automotriz alemana más de 18,000 millones de dólares.

Volkswagen-acciones
Las acciones de Volkswagen se desplomaron 20% en la bolsa de Frankfurt.

La armadora, podría enfrentar una de sus peores crisis. Por lo pronto, a partir de esta noticia, las acciones bajaron un escandaloso 20% en la bolsa de Frankfurt. Ya les ordenaron retirar o poner a disposición de las autoridades correspondientes 500,000 unidades que serán sometidas a revisión.

Actualización (22/09/2015):

Luego del escándalo, el CEO de Volkswagen, Martin Winterkorn, publicó un video en el que pide disculpas por lo sucedido y asegura que harán todo lo posible para reparar el daño.

“Pido disculpas a nuestros clientes, las agencias reguladoras y el público por nuestro mal comportamiento. Créanme que vamos a hacer todo lo posible para revertir el daño hecho. Y haremos todo lo posible para recuperar su confianza paso a paso.

Estamos trabajando intensamente en las soluciones técnicas necesarias y haremos todo lo posible para deshacer los daños causados a nuestros clientes y empleados. Les doy mi palabra. Vamos a proceder con la mayor apertura y transparencia posible.”

fuente The New York Times

temas