PS5 no será compatible con juegos de PS1, PS2 ni PS3

Sin embargo Sony dice que será compatible con el 99% de juegos de PS4.
Sony

Sony confirmó que el PS5 no será compatible con los juegos de PS1, PS2 ni PS3. Sin embargo prometió que el 99% de los juegos de PS4 se podrán reproducir en su nueva consola al momento de lanzamiento. La noticia viene a desbancar todos los rumores que habían pululado estos últimos meses que confirmaban esta esperada función en el nuevo hardware.

Jim Ryan, jefe de PlayStation, confirmó en una entrevista para Famitsu que su nueva consola no podrá reproducir juegos de pasadas generaciones. No es que no hayan tenido la intención, pero su principal enfoque fue crear una consola de próxima generación.

Sin embargo la retrocompatilidad con juegos de PS4 fue tratada con mayor atención porque al momento se han vendido 120 millones de unidades, y estaban seguros de que a los jugadores de la consola les agradaría tener esta opción.

“Tuvimos en mente la ingeniería especializada para el PS5 mientras desarrollábamos la consola. Y al mismo tiempo, el PS4 ya tiene 100 millones de jugadores. Pensamos que querrían jugar sus títulos de PS4 en el PS5, por lo que incluimos compatibilidad con el PS4” comentó Ryan.

Otros componentes del nuevo hardware como el SSD especializado para la consola y el DualSense y su mar de funciones nuevas impidieron que se implementara la retrocompatibilidad.

“Al implementar eso, también enfocamos nuestros esfuerzos en incorporar el SSD y el nuevo control DualSense al mismo tiempo. Así que desafortunadamente, no pudimos lograr la implementación de la compatibilidad” comentó.

Esto pone en desventaja al PS5 con respecto a la consola de Microsoft, misma que ofrece compatibilidad con una gran parte de la biblioteca de los juegos de anteriores generaciones de consolas. Y aunque al momento de lanzamiento podría no ser un problema mayor, veremos cómo se desarrolla en el ciclo de vida de la consola.

El PlayStation 5 se lanzará en México, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Sur Corea el próximo 12 de noviembre. Al resto del mundo llegará el 19 de noviembre.