Nicaragua se ofrece a distribuir la vacuna rusa contra el Covid-19 en México y Centroamérica

Con esto, la vacuna estaría mucho más cerca de llegar al tercer país con más muertes de Covid-19 en el mundo

El Gobierno de Nicaragua, después del impresionante anuncio del registro de Sputnik V, oficialmente la primera vacuna contra el Covid-19 y el coronavirus SARS-CoV-2, anunció que está dispuesto a repartir el medicamento dentro de Centroamérica, incluido a México.

(Foto: Getty Images)

Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, explicó que el país se encuentra en posición de poder encontrar una forma de distribuir la Sputnik V en la región, no solo al interior de su nación:

“En nuestra Nicaragua de paz y bien, estaremos en capacidad de fabricar estas vacunas, así lo ha dicho el director de Mechnikov (Stanislav Uiba) en nuestro país, para además de consumir localmente y proteger a las familias nicaragüenses, también poder exportar, por lo menos a Mesoamérica, a la región centroamericana

Rusia ha mantenido una estrecha relación con Nicaragua durante estos tiempos, brindándoles pruebas para la detección del coronavirus, así como la colaboración entre laboratorios para el desarrollo y producción de la Sputnik V.

Aunque la OMS reaccionó bastante cautelosa ante la vacuna rusa, la realidad es que está ya está por entrar a su fase de distribución tras ser registrada oficialmente, pasando todas las pruebas que se exigen para que un medicamento sea reconocido dentro del mercado.

Esto implica, sobre todo, que Rusia comenzará a ser el primero en comerciar con su vacuna en todo el mundo, por delante de China, Estados Unidos y Reino Unido, los principales contendientes en la competencia por conseguir la cura a la enfermedad que asaltó a la humanidad por sorpresa este 2020.

Asimismo, Rusia comenzará la distribución, compra y venta de activos para la producción con sus países aliados, por lo que Nicaragua parece ser quien estará al frente de esto en Latinoamérica, al menos, por la buena relación que Daniel Ortega, actual presidente del país centroamericano, tiene con Vladimir Putin y el gobierno ruso desde los años ochenta.