La leche lleva más de dos años de desarrollo.

Un equipo de académicos de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México, dirigidos por la nutrióloga Valeria Rubio Márquez, anunció que perfeccionó una leche para diabéticos que tenía dos años en observación, probándose en algunos pacientes de manera experimental. La leche ya fue aprobada por la Federación Mexicana de Diabetes y comenzará a venderse en los supermercados de todo México dentro de poco.

El liquido lácteo diseñado por la Ibero tiene un bajo índice glicémico, que limita que la mayoría de la leche se convierta en glucosa. Además incluye la enzima lactosa en su forma hidrolizada, está adicionada con vitaminas A, B, B2, B12, D y E, ácido fólico y fibra dietética (inulina y fructo-oligosacáridos); es baja en grasa, no contiene azúcares adicionados ajenos al lácteo, y está controlada en sodio y carbohidratos complejos. La fórmula creada en la Universidad Iberoamericana incorpora selenio (que ayuda a proteger el corazón y a subir las defensas), así como esteres de esterol vegetal (grasa vegetal) o fitoesteroles que ayudan a la reducción del colesterol en la sangre.

Durante su desarrollo, el equipo de la Ibero se enfocó a prevenir los problemas cardíacos derivados de no mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre. También siguió recomendaciones de la American Diabetes Association, la Norma Oficial Mexicana (NOM-015-SSA2-2010) para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus, así como de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con Rubio, la formula del producto se basa en las características del paciente diabético mexicano. Pero la leche podría ser consumida por la población de toda América Latina sin problemas, debido a que en toda la región se comparten muchos rasgos genético. La leche fue producida con apoyo de Grupo Alpura y se comercializará como Alpura DBT. El equipo a cargo del desarrollo de la leche mencionó que su ingesta es un complemento a la actividad física, una dieta espacial, y los lineamientos médicos específicos.

fuente La Jornada

temas