El límite se duplica y ahora todos podremos parlotear sin tantas restricciones.

Todo empezó como una pequeña prueba que Twitter lanzó en septiembre, pero ahora ya es ley: el nuevo límite de caracteres es de 280. Sí, es el cambio más radical que haya visto Twitter en toda su historia.

Según lo explican en el blog oficial, todo está pensado para ayudar a que los usuarios puedan “expresarse fácilmente” sin dejar de “mantener la velocidad y la brevedad” que caracteriza a Twitter.

Y es que de acuerdo a las estadísticas de la compañía, anteriormente el 9% de los tuits inglés y el 5% de los tuits en español alcanzaban el límite, por lo que una buena parte de la comunidad dedicaba tiempo para editar sus mensajes. Luego de las pruebas, estos números se redujeron a 1% en inglés y al 0.8% en español.

Fuente: Twitter.

Pero tranquilos, esto no significa que a partir de ahora nos vaya a caer una lluvia de caracteres en cada tuit. Twitter explica que aunque al inicio de las pruebas muchos usaron los 280 caracteres, poco tiempo después la mayoría volvió a ocupar más o menos la mitad del espacio disponible, pues al final sólo el 2% de los tuits superaba los 190 caracteres.

El cambio ya está activo en toda la plataforma (web, apps y TweetDeck), excepto para las versiones en japonés, chino y coreano, ya que esos idiomas son de los pocos que no tienen problemas con el límite y se quedarán con los tradicionales 140.

Si todo sale bien, ya no tendremos que preocuparnos por unos cuantos caracteres de más, y sólo de vez en cuando veremos mensajes que ocupen todo el espacio disponible. Ya veremos si realmente funciona así.

fuente Twitter Blog

temas