La administración Trump quiere darle el control de la ISS a una empresa privada

De acuerdo con The Washington Post, el gobierno encabezado por Donald Trump está preparando una iniciativa que tendría como fin privatizar la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). El famoso diario norteamericano sostiene que tuvo acceso a un documento interno de la NASA que describe las intenciones de la administración Trump para privatizar la sección de la ISS controlada por Estados Unidos en una subasta pública que comenzaría en el 2024.

De acuerdo con la información publicada, el documento oficial indica que la decisión de dejar de apoyar económicamente a la ISS en el 2025 tiene como fin entregar el control de la estación a una compañía privada, que continuaría con la financiación de la estación para sus fines particulares.

“La decisión de finalizar el soporte federal directo para la ISS en 2025, no implica que la plataforma por si misma será desorbitada en ese momento –es posible que la industria privada pueda continuar operando ciertos elementos o capacidades de la ISS, como parte de su futuro como plataforma comercial. La NASA expandirá sociedades internacionales y comerciales en los próximos siete años, con el objetivo de asegurar el acceso humano [a la ISS] y su presencia en la órbita cercana a la Tierra”, indica el documento interno de la NASA.

Así, la NASA tendría como misión principal de los próximos años enfocarse en expandir sus alianzas comerciales con compañías privadas (como SpaceX, Blue Origin, Virgin, etc.) para preparar el eventual traspaso de la ISS a manos privadas. El documento incluso indica que la NASA está preparando un “análisis del mercado y planes de negocios del sector comercial” vinculado con el sector espacial para preparar la privatización de la ISS.

Este plan sigue esencialmente lo que muchos expertos ya esperaban con respecto al futuro de la ISS: que los intereses comerciales eventualmente asumirán las responsabilidades de avanzada en los experimentos realizados en la Estación, mientras que la NASA reorientará todos sus esfuerzos y presupuesto en sacar adelantes las misiones para regresar a la Luna y, posteriormente, llevar la primera misión tripulada a Marte.

La privatización de la estación fue una de las opciones planteadas en una audiencia del Subcomité de Asuntos Espaciales de la Cámara de Representantes el año pasado, y los defensores de la medida argumentaron que una transición a manos privadas permitiría continuar las operaciones más ambiciosas de la NASA. Sin embargo, trabajadores de la agencia espacial sostienen que sería mejor continuar financiando la ISS hasta el 2028, porque las empresas privadas todavía no están listas para asumir el control de la estación.

La NASA entregará su solicitud de presupuesto hoy mismo, y se cree que incluirá un importante recorte de fondos, otra de las razones detrás de la privatización de la Estación.

fuente The Washington Post

temas