La pantalla será ideal para fabricar wearables flexibles.

Durante Display Week 2017, el simposio anual sobre el mundo de las pantallas, Samsung presentó un curioso prototipo de pantalla en el que están trabajando sus investigadores. Se trata de una sorprendente pantalla OLED elástica de 9.1 pulgadas que puede enrollarse, doblarse y estirarse -siempre regresando a su forma original- cuando ejercemos presión en ella, teniendo una consistencia similar a los míticos juguetes Stretch Armstrong.

La pantalla elástica de Samsung es una evolución de sus pantallas curvas, que hemos visto en algunos teléfonos y, de manera más sorprendentes, en algunas televisiones de la marca. De acuerdo con la compañía tecnológica, lo más impresionante de su nueva pantalla es que incluso puede doblarse en dos direcciones diferentes sin dejar de funcionar. Aunque, como era de esperarse, lo elástico de la pantalla tiene un limite: 12 mm.

Por el momento las pantallas elásticas no se pondrán a la venta, pero son consideradas como tecnología de “próxima generación”, por lo que tarde o temprano las veremos en el mercado. Es importante mencionar que Samsung mencionó que planean usar la tecnología en futuros wearables y en aplicaciones relacionadas con inteligencia artificial… lo que suena similar a la piel artificial que vimos en la entretenida cinta Ex-Machina. ¿El tiempo de las personas artificiales está por llegar? No lo sabemos con certeza, pero nos gustaría que fuera así.

fuente The Verge

temas