¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esta es la respuesta de Huawei al veto de Google

La empresa China ya no podrá usar el sistema operativo Android en sus equipos.

Google cerró las puertas de Android a Huawei, básicamente por órdenes del gobierno de Estados Unidos y ahora sus futuros equipos no podrán seguir operando con este sistema operativo. La empresa estadunidense aseguró que los actuales equipos de la marca china seguirán recibiendo algunas actualizaciones a los servicios de Google. Huawei misma ha pedido a los usuarios de sus actuales equipos que no caigan en pánico.

“Huawei seguirá entregando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los productos móviles y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo los que han sido vendidos y los que están en stock a nivel mundial”, dijo un portavoz de Huawei en un correo electrónico.

Los chinos aseguran que durante su convenio con Google hicieron “contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento del ecosistema de Android alrededor del mundo”, y que llevan tiempo trabajando de cerca con su plataforma de código abierto.

“Seguiremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible. Como uno de los socios clave de Android a nivel mundial, hemos trabajado de forma estrecha con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria”, agregó la compañía.

En sus redes sociales, Huawei aprovechó para quejarse un poco sobre la situación acusando al gobierno de Donald Trump de haber tomado una mala decisión.

“Las acciones de Washington contra Huawei sólo servirán para debilitar la competencia, ralentizar la red 5G, la innovación y evita que los consumidores y las empresas estadounidenses accedan a la tecnología de comunicaciones más avanzada del mundo”

Los dispositivos de Huawei en su mercado doméstico usan un sistema operativo a medida basado en Android de código abierto, pero no incluyen acceso a ningún servicio de Google, que están prohibidos en China.