Prototipo de nave de SpaceX vuela 150 metros sin estallar

Después de cuatro pruebas fallidas, SpaceX consiguió que su prototipo volara y aterrizara con éxito.

A dos días de que sus astronautas volvieran a la Tierra en la cápsula Dragon, SpaceX hizo una prueba con el prototipo de su Starship. La nave cilíndrica voló a una altura de 150 metros y volvió con éxito a las instalaciones de la compañía en el sur de Texas.

También te recomendamos: Astronautas de la NASA y SpaceX regresan exitosamente a la Tierra a bordo del Dragon

La nave es un prototipo de Starship, una nave que SpaceX planea construir para enviar a la Luna y a Marte en un futuro no muy lejano. La versión final mediría alrededor de 120 metros de largo y 10 de ancho y estaría montada sobre un gigantesco cohete acelerador conocido como Super Heavy. Ambas estructuras, a su vez, serían impulsadas por Raptor, el nuevo motor cohete de SpaceX.

El prototipo utilizado es la versión más grande de Starship que se ha utilizado en pruebas. El éxito de hoy es uno de los primeros de Starship que la compañía ha tenido en mucho tiempo: hasta ahora, otros cuatro prototipos habían estallado e implosionado antes de volar unos cuantos metros.

SpaceX ya tiene un sexto prototipo listo para realizar nuevas pruebas e intentar que sus modelos vuelen más allá de los 150 metros. Sin embargo, antes de que eso ocurra, la compañía planea agregar más hardware a sus naves, así como más motores cohete Raptor.