¿Por qué Jeff Bezos está construyendo un reloj gigante?

Se trata de un mecanismo que fue concebido desde 1986 por un profesor del MIT.

Imagínate que refundido en las montañas existe un reloj gigante que está dando la hora durante miles de años. ¿Cómo sería? Jeff Bezos tiene la respuesta. El día de hoy, el CEO de Amazon compartió un video en Twitter donde podemos ver un avance del proyecto 1000 Year Clock: el reloj gigante que pretende llevar la hora durante 10 mil años.

En el tuit puede leerse: “150 metros de altura, totalmente mecánico, impulsado por los ciclos térmicos del día y la noche, sincronizado con el mediodía solar, un símbolo del pensamiento a largo plazo”.

Este reloj, que funciona de manera mecánica, se encuentra en lo más profundo de una montaña al oeste de Texas. Bezos se ha asociado con el grupo The Long Now Fundation, una organización privada que se dedica a fomentar el pensamiento a largo plazo, para su construcción. Y aunque el hombre más rico del mundo sólo donó 42 millones de dólares y el terreno para la construcción del reloj, la idea resulta interesante.

¿De qué sirve un reloj de este tipo?

Vayamos por partes. El reloj fue concebido en 1986 por Daniell Hillis, entonces profesor del MIT. El primer prototipo que se construyó del reloj se puso a funcionar en 1999, medía apenas dos metros y se encuentra expuesto en el Museo de Ciencias de Londres. Cuando Hillis concibió el proyecto, dijo:

“Quiero construir un reloj que haga ‘tic’ una vez al año. El ‘brazo’ de los siglos avanza una vez cada cien años, el cucú saldrá una vez cada mil. Quiero que el cucú salga fuera cada milenio durante 10 milaños. Si me doy prisa, podría conseguir acabar el reloj para hacer salir el cucú por primera vez”.

Esto significa que el reloj está dividido en milenios en lugar de horas, y que utiliza los siglos como minutero y los años como segundero. Durante los últimos años el equipo de la Long Now Fundation ha estado creando la piezas para el reloj gigante y perforando la montaña para almacenarlas.

Cerca de donde se encuentra el reloj de los 10 mil años, el CEO de Amazon planea construir el puerto espacial de su compañía Blue Origin. Y aunque la intención es que las personas puedan visitar el reloj, lo cierto es que su acceso es complicado, pues se encuentra a horas del aeropuerto más cercano y está en un sendero accidentado que se eleva a casi 610 metros del piso del valle.

Ahora bien, ¿por qué es importante un reloj de este tipo? Sencillo, en El Ser y el Tiempo (1927), Martin Heidegger apuntaba:

“Cuando el tiempo sólo sea rapidez, instantaneidad y simultaneidad, mientras que lo temporal, entendido como acontecer histórico, haya desaparecido de la existencia de todos los pueblos, entonces, justamente entonces, volverán a atravesar todo este aquelarre como fantasmas las preguntas: ¿para qué?, ¿hacia dónde?, ¿y después qué?”.

Y aunque no sabemos si Jeff Bezos es lector de Heidegger, lo cierto es que un reloj mecánico que está en un lugar remoto del mundo, nos permite detener la vorágine de acontecimientos de la llamada “era de la información”, para detenernos a concebir el tiempo dentro del momento exacto en el que se encuentra la humanidad ante los siglos y milenios venideros. Un pensamiento, como señala el CEO, a largo plazo.

fuente Jeff Bezos (Twitter)

temas