Elon Musk confirma que Tesla fue víctima de un ataque fallido de ransomware

"Fue un ataque grave" dijo Elon Musk.
(Tesla)

El jueves Elon Musk confirmó que una de las fábricas de Tesla fue víctima de un ataque ransomeware que el empresario calificó de “grave.” El ataque habría sido encabezado por un ciudadano ruso que intentó hacer que uno de los empleados de la fábrica infectara el sistema con un virus a cambio de una gran suma de dinero.

También te recomendamos: Elon Musk mostrará un dispositivo Neuralink este viernes

Según reporta TechCrunch, el Departamento de Justicia de EE. UU. publicó un comunicado en el que informa que una fábrica ubicada en Sparks en el estado de Nevada, habría sido víctima de un ataque cibernético. Una de las instalaciones de Tesla se encuentra por esos rumbos, y está encargada de fabricar baterías, contenedores y motores eléctricos. El informe del Departamento no menciona el nombre de la compañía, pero se comenzó a especular que se trataba de la encabezada por Musk.

En un tuit Elon Musk dijo que “este fue un ataque grave.”

De acuerdo con las autoridades el ataque habría sido planeado y encabezado por el ciudadano ruso Egor Igorevich Kriuchkov, quien intentó sobornar a un empleado de la fábrica con 1 millón de dólares si aceptaba colaborar con él para instalar un virus ransomware en las computadoras de las instalaciones.

Un ataque ransomware es causado por un malware o virus que “secuestra” los archivos de la víctima, y a cambio de regresarlos a su legítimo dueño el criminal pide una suma de dinero. Y eso no es todo, pues según las autoridades, el que iba a ser utilizado para atacar Tesla incorporaba un software que además de encriptar los archivos era capaz de copiarlos en un servidor externo, uno que presumiblemente pertenecía al hacker.

El trabajador que recibió la oferta por parte del criminal informó a Tesla, quienes a su vez informaron al FBI. Al parecer el FBI usó a este empleado en una operación encubierta, y así capturaron a Kriuchkov el pasado 22 de agosto.

ANUNCIO