Este bólido japonés es el auto deportivo eléctrico más rápido del mundo.

La competencia por crear el auto eléctrico más veloz está acaparando cada vez más los reflectores de la industria automotriz. Poco antes de terminar el 2017, Elon Musk presentó el Tesla Roadster, un auto capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de dos segundos. Ahora, fabricantes japoneses no han querido quedarse atrás y crearon el increíble Aspark Owl.

Este superdeportivo eléctrico se parece mucho al Batimóvil de 1989 que aparecií en la película de Batman dirigida por Tim Burton, como una mezcla entre un Ford GT y un Ferrari.

Pero más allá de su aspecto, este automóvil cuenta con 430 caballos de fuerza y pesa 950 kilogramos. Estas características hacen que el Aspark Owl pueda acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 1.921 segundos, superando así al Tesla Roadster.

Lo malo es que no cualquiera podrá comprar un Aspark Owl, pues a diferencia del Tesla Roadster que cuesta 250,000 dólares, este búho costará 4.4 millones de dólares y sólo se fabricarán 50 unidades. De cualquier forma, pueden verlo en toda su gloria en este video:

fuente gigazine

temas