¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ex empleado de Google y Uber podría ser condenado a 10 años de prisión por robar secretos

El FBI acusa a Levandowski de haber robado 14 mil documentos secretos a Google para el desarrollo de vehículos autónomos.
(Foto: David Paul Morris/ Bloomberg)

La vida del ex ingeniero de Google y Uber, Anthony Levandowski, es -en serio- un verdadero caos desde hace unos años. Pero al parecer, empeorará. Este martes, Levandowski se entregó a las autoridades acusado por 33 cargos de robo de información contra Google cuando todo parecía que finalmente los problemas legales entre Waymo (una compañía de vehículos autónomos perteneciente a Alphabet) y Uber, habían terminado.

También te recomendamos: Google demanda a Uber por robar tecnología de sus coches autónomos

Las acusaciones reveladas contra el intrépido de Levandowski presentados ante la Fiscalía del distrito norte de California, en Estados Unidos, tienen que ver con el supuesto robo de 14 mil documentos repletos información secreta de Google (que incluían dibujos y esquemas relacionados con circuitos y sensores láser LiDAR que fueron utilizados para el desarrollo de sus vehículos autónomos) y que descargó a través de su computadora portátil cuando renunció a su cargo en Google. Desde 2017 Levandowski y Uber han sido perseguidos por Alphabet, Google y Waymo, acusándolos de conspirar mutuamente para robar su propiedad intelectual. Al renunciar a Google en 2016, Levandowski fundó una startup de camiones autónomos llamada Otto, que tiempo después Uber compraría por 700 millones de dólares y que le serviría para impulsar el desarrollo de sus propios vehículos autónomos.

Uber nunca aceptó haber sido parte de una conspiración con Levandowski. Incluso, terminó por despedirlo y logró llegar a un acuerdo con Waymo en 2018 por una cifra de 245 millones de dólares. Y si bien, la demanda fue resulta. De acuerdo con Vanity Fair, el trato “no detuvo la investigación federal sobre Levandowski”, quien ahora podría ser encarcelado durante al menos un década si las autoridades lo encuentran culpable, además de ser obligado a pagar una multa de 250 mil dólares por cada violación que se le atribuya.

“El Área de la Bahía tiene los mejores y más brillantes ingenieros, y corren grandes riesgos”, advirtió John Bennett, el agente especial del FBI a cargo de la División de San Francisco, durante una conferencia de prensa este martes. “Pero Silicon Valley no es el salvaje oeste. El entorno acelerado y competitivo no significa que las leyes federales no se apliquen”.

Por el momento, Levandowski se encuentra libre. Después de ser procesado el martes, con una fianza de 2 millones de dólares fue puesto en libertad enganchado a un monitor de tobillo.”Durante más de una década, Anthony Levandowski ha sido un innovador líder en la industria en tecnologías de conducción autónoma. No le robó nada a nadie”, dijo su abogado