Adam Neumann, fundador y CEO de WeWork, renuncia a la compañía

Su dimisión se da después de que la empresa cancelara su salida a la bolsa de valores y acusaciones por su comportamiento errático y tóxico.
(cnbc)

La empresa WeWork se quedó sin su cabeza ya que su fundador y CEO, Adam Neumann, dimitió a su puesto debido a las diferencias que presentaban los principales accionistas de la empresa con el empresario israelí, al que han calificado de errático y tóxico. La renuncia de Neumann se da una semana después de que la compañía cancelará su salida a la bolsa por temor a una caída estrepitosa en su debut.

“Si bien nuestro negocio nunca ha sido más fuerte, en las últimas semanas, el escrutinio dirigido hacia mí se ha convertido en una distracción importante, y he decidido que lo mejor para la compañía es que dimita como consejero delegado”, dijo Neumann, quien ahora ocupará un puesto no ejecutivo, mientras que el vicepresidente de WeWork, Sebastian Gunningham, y el director financiero, Artie Minson, asumirán la dirección de la compañía. 

WeWork es actualmente la empresa no cotizada más grande de Estados Unidos. Sus ingresos alcanzaron los 1.821 millones de dólares en 2018, cifra insuficiente para despejar las dudas de los inversores sobre su modelo de negocio. Y es que solo en los seis primeros meses del año, sus pérdidas ascienden hasta los 904 millones.