El ingeniero en programación fue el diseñador de Tank y dio la idea para el popular Breakout.

Steve Bristow falleció el 22 de febrero de este año, él fue uno de los desarrolladores de videojuegos más importantes de los años setenta y de la primera mitad de los ochenta, justo en la época dorada de Atari, cuando la industria de los videojuegos buscaba consolidarse. El programador estuvo fuertemente implicado en el desarrollo de muchos juegos de arcade y Atari.

La carrera de Bristow en el medio del entretenimiento electrónico inició cuando todavía era estudiante de la Universidad de California, él y su esposa diseñaron el modo para dos jugadores de Computer Space, una de las primeras arcades de la historia.

computer-space

Poco después entró a trabajar a Atari, donde en su primer año de trabajo diseñó dos versiones de Pong para arcade (Pong Doubles y Quadrapong), así como Indy 800, uno de los primeros juegos de carreras de todos los tiempos. Al ser uno de los pioneros de la industria de los videojuegos, el sueldo inicial del ingeniero en Atari era insuficiente para mantener a su familia, por lo que contaba con trabajos de medio tiempo.

“Además de mi trabajo como programador, conseguí un trabajo de medio tiempo dando mantenimiento a las arcades de Pong y recogiendo el dinero que se acumulaba. Mi mujer me acompañaba con un hacha, debido a que conseguir un permiso para una arma de fuego es muy difícil de obtener en Berkeley, así, cuando iba a recoger el dinero de las máquinas a las 2 de la mañana (que llegaban a ser 1,500 dólares en monedas de a cuarto), ella iba adelante de mi blandiendo el hacha para alejar a los malvivientes”, dijo Bristow en una entrevista.

A mediados de los años 70, cuando Pong había dejado de ser popular, Bristow ayudó a impedir que Atari desapareciera diseñando el arcade Tank, la cual fue un éxito que permitió a la compañía mantenerse en el mercado en una época complicada.

Poco después, ya con fama y prestigio en la industria, se dedicó a programar menos, pero mantuvo el control del departamento creativo de Atari. Así, todavía en los setenta diseñó el concepto del aun popular juego Breakout imaginándolo como un Pong para una sola persona.

breakout

Bristow subcontrató a Steve Jobs por 750 dólares para programar el juego, dandole un plazo de 4 días para completar la programación de un prototipo completo, además de ofrecerle 100 dólares extra por cada chip que lograra ahorrar en el diseño final. Jobs, quien nunca destacó como programador, le cedió la mitad del dinero a Steve Wozniak, quien entregó el juego en el tiempo establecido incluyendo muchas ideas propias, logrando ahorrar 5o chips. Jobs recibió una bonificación de 5,000 dólares por parte de Bristow, pero, como se supo después, ocultó el trato a Wozniak, pagándole únicamente 375 dólares por todo el trabajo.

Bristow también participó en el diseño de la primer consola casera de Atari, la cual los colocó en los cuernos de la  Luna como la más importante compañía de los videojuegos del mundo. Ya como directivo de Atari, Bristow tomó una de las peores decisiones de la historia del entretenimiento electrónico en 1983, al rechazar un trato con Nintendo, debido a que los japoneses, quienes ya habían lanzado la  Famicom en Japón, le ofrecieron la licencia para comercializar su consola en Estados Unidos y Europa, pero Bristow convenció al resto de Atari de no aceptar la propuesta, debido a que ya poseían la mayor parte del mercado con su propia consola.

“Lamentablemente, fue mi decisión no licenciar el sistema de Nintendo. Si no fuera por mi, los estadounidenses  habrían jugado Super Mario Bros en un sistema de Atari” dijo Bristow en una entrevista.

Bristow  renunció a Atari en 1984, alejándose de la industria desde entonces. Van estas líneas en su honor.

vía Ars Technica

fuente Atari (Facebook)

temas