Sergio Mayer firma acuerdo para financiar películas comerciales y hace a un lado al cine independiente

Sergio Mayer firmó la Declaratoria de Impulso al Cine Mexicano para financiar únicamente películas comerciales.
(Foto: Daniel Daza/IMDB)

El cine mexicano es arte, o bueno, solo una parte, pero a la vez podría entenderse como un negocio o una industria que requiere del apoyo de financiamientos públicos y privados. Y precisamente en esa la línea, el diputado presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer, ha hablado de la importancia de continuar apoyando cada vez más al cine nacional, aunque únicamente sea a las producciones comerciales.

Mayer y la directora general adjunta de Banca de Empresas de Bancomext, Rebeca Pizano Navarro, firmaron la Declaratoria de Impulso al Cine Mexicano con el objetivo de aumentar el número de producciones en el país. Sin embargo, bajo este esquema, ni el cine de culto ni el documental, ni tampoco las óperas primas han sido consideradas porque vaya, no generan tantos ingresos. Como el caso de No manches, Frida (2016), de Nacho G. Velilla, que recaudó 23,5 millones de dólares en taquilla

Así lo explicó el diputado por Morena Sergio Mayer:

“Vamos a hacer honestos, hay películas que tienen más éxito incluso que las extranjeras y que han generado bastante buenos dividendos”, dijo.

Bancomext se encargará de financiar el 50% del costo de la película mientras que el resto será otorgado mediante fondos privados o fondos públicos ya existentes. Pero aunque detallaron que la institución no juzgará el tipo de contenidos que soliciten este apoyo, sí analizará la viabilidad y rentabilidad de las películas e incluso, estudiarán los antecedentes crediticios  de los productores y el éxito comercial de sus cintas. Porque a fin de cuentas, como explicó Navarro, “no se debe olvidar que estamos dando un crédito, y en consecuencia tenemos que garantizar que éste sea recuperable, porque eso permitirá poder seguir financiando al sector”.

Sin embargo, Mayer no descartó del todo algún día buscar una forma de incentivar el cine independiente o a los “hermanitos menores”, como la creación de un fideicomiso:

“Por qué no buscar que, si tuviste un apoyo, a través de un esquema como éste, que un porcentaje también vaya destinado para beneficiar digamos a los hermanitos menores, a las óperas primas, a las películas para festivales, pero ese es un esquema que nosotros tenemos que trabajar y que los productores también tiene que estar de acuerdo”, mencionó.

El financiamiento no tendrá un límite de recursos ni un monto tope ya que, como presumieron, Bancomext se encuentra muy bien capitalizado. Tienen una estimación para préstamos de hasta 280 mil millones pesos.