La realidad imita a la ficción, esta vez en forma de un nuevo robot policía que ayuda a los uniformados de carne y hueso a dirigir el trafico en las calles del Congo.

Hace unos días les presentamos a Telebot, el Robocop de Miami que patrulla las calles como apoyo a los policías discapacitados. Ahora nos enteramos que ese robot tiene un primo hermano en la República del Congo que, si bien no deambula por las calles, apoya al cuerpo policíaco en labores relacionadas con dirigir el tránsito local.

Este nuevo tipo de robot policía es obra de Isaie Therese, una ingeniera graduada del Instituto Superior de Técnicas Aplicadas (ISTA, por sus siglas en francés). Therese vive en Kinshasa, la capital del Congo, hogar de 10 millones de personas y del enorme trafico que se genera derivado de la sobrepoblación del lugar.

Robocop-Congo-02

Para solucionar el problema del tránsito insoportable de la ciudad es que Isaie diseñó a su robot, mismo que mide 2.4 metros de altura  y luce un aspecto retro, propio de las películas serie B protagonizadas por el Santo en los años cincuenta. A pesar de su aspecto, el robot africano cuenta con celdas solares y unas cámaras de vigilancia, las cuales están conectadas con la estación de policía local, desde se monitorea el tráfico.

Después de que se instaló el primer robot en un crucero del Congo, se generó tanta efervescencia que al poco tiempo ya se había colocado uno más en otro crucero. Los robots cuentan con luces verdes y rojas que utilizan para dirigir el trafico, así como sus enormes brazos que también llegan a ser usados.

Con respecto a su función principal, dirigir el tráfico, los críticos de la implementación de estos robots afirman que son un gasto inútil, debido a que si alguien llegará a pasarse un alto o no seguir sus indicaciones, serían incapaces de detenerlo. Por lo pronto, ya existe un nuevo Robocop, y está en el Congo.

vía Quartz

fuente CC Tv Africa

temas