El clásico juego sigue entusiasmando a los fans de los videojuegos.

Darbian, un videojugador especializado en speedrun (terminar un juego en el menor tiempo posible), rompió la marca de velocidad de Super Mario Bros, probablemente el juego más emblemático de la historia.

El jugador logró un juego prácticamente perfecto, logrando terminar el clásico de Nintendo en tan sólo 4 minutos, 57 segundos y 260 milésimas. Con esto Derbian superó la marca anterior por 387 milésimas. Ve su partida perfecta aquí:

temas