Algunos piensan que cada cierto tiempo Mercurio es el culpable de todos nuestros males.

Caos, muerte y destrucción: esos son algunos de los estragos que muchas personas atribuyen a un supuesto fenómeno astronómico conocido como “Mercurio retrógrado”.

¿Pero hay alguna base científica para creer en eso? Veamos.

Planetas retrógrados

Tránsito de Mercurio frente al Sol. (Imagen: NASA/ESA)

En la astronomía existe un fenómeno que se conoce como “retrogradación planetaria”, que se refiere al movimiento aparentemente retrógrado (hacia atrás) que realizan algunos planetas de nuestro Sistema Solar. Esto ocurre debido a que los planetas orbitan alrededor del Sol a distintas velocidades, de tal forma que a veces la Tierra se “adelanta” y se crea así un efecto visual de órbita retrograda.

Es por eso que cada cierto tiempo parece que el movimiento en el cielo de algunos planetas (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) cambia en la dirección contraria. En el caso de Mercurio, esto ocurre en un lapso aproximado de 116 días con una duración de 23 días. Sin embargo, esto no es más que un efecto visual causado por la diferencia de velocidade a la que orbita la Tierra en comparación con el resto de los planetas.

Pero mejor dejemos que sea la propia NASA la que explique este fenómeno, tal y como lo hizo en uno de sus antiguos blogs para niños en 2002:

“El movimiento retrógrado es un cambio aparente en el movimiento de un planeta en el cielo. No es un movimiento real en el sentido de que el planeta no comienza a moverse físicamente hacia atrás en su órbita. Simplemente parece hacerlo debido a las posiciones relativas del planeta y la Tierra y de cómo se mueven alrededor del Sol.”

¿Y entonces qué tiene que ver todo esto con el caos? Absolutamente nada.

El mito de la astrología

(Foto: Chris Lexow)

Como sabemos, los astrólogos piensan que cada uno de los planetas del Sistema Solar está relacionado de alguna forma con la psique humana y con los sucesos que ocurren en la Tierra. Aunque el estudio de la astrología se remonta a grandes civilizaciones antiguas, ahora sabemos que carece completamente de validez científica.

Según la astrología, el fenómeno de Mercurio retrógrado provoca cambios impredecibles en la naturaleza y en el comportamiento humano, debido al supuesto cambio en la órbita del primer planeta del Sistema Solar. Pero como ya vimos, en realidad nunca ocurre tal cambio de movimiento, pues se trata simplemente de un fenómeno visual.

Así que no, Mercurio no es el culpable de ninguna catástrofe o infortunio… al menos para la ciencia.

temas