Hoy en día comprar un teléfono celular es casi tan fácil como ir a la tienda de la esquina. Hace 30 años estos aparatos apenas comenzaban a venderse, y las cosas eran completamente distintas.

Fue un 13 de marzo de 1984 cuando el primer celular de la historia salió a la venta. Se trataba del Motorola DynaTAC 8000X, un aparato de color grisáceo con pantalla LED, teclado físico, una enorme antena y batería con duración de apenas media hora. Tenía unas dimensiones de 33 x 4.5 x 8.9 centímetros y pesaba unos 800 gramos, características que le ganarían el apodo de “tabique”.

A pesar de que un prototipo del 8000X había sido presentado 10 años antes por el entonces Director Corporativo de Investigación y Desarrollo de Motorola, Martin Cooper, el teléfono no llegó a las tiendas hasta ya entrada la década de los ochenta, debido a que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) tardó mucho tiempo en aprobar la comercialización del dispositivo.

Martin-Cooper
Martin Cooper

La primer llamada de un celular se realizó un 3 de abril de 1973, cuando el propio Cooper decidió marcarle desde la Sexta Avenida en Nueva York a Joel S. Engel, quien encabezaba los Laboratorios Bell. ¿La razón de la llamada? Informarle a Engel que Motorola había ganado la carrera por del desarrollo de esta tecnología.

A pesar de que se pudiera pensar, el 8000X no fue el primer teléfono móvil. Antes de su lanzamiento ya existían los teléfonos para autos, que también funcionaban con tecnología celular. Sin embargo, el invento de Motorola logró que fuera posible hacer una llamada en cualquier lugar, sin tener que estar atado a un espacio en específico como lo es una casa o un coche.

El modelo 8000X salió a la venta con un precio de 3,995 dólares, algo así como uno 9,000 dólares en la actualidad. Motorola había invertido 100 millones de dólares en investigación y desarrollo, por lo que no podía darse el lujo de que su celular fuera un fracaso comercial. Por fortuna para la compañía estadounidense y a pesar del elevado precio, tan solo en un año se vendieron más de 300,000 unidades, principalmente entre ejecutivos y políticos, además de una que otra película de Hollywood (Wall Street, 1987) y serie de televisión (Saved by the Bell). Para Motorola su primer teléfono celular significó un rotundo éxito, por lo que la serie DynaTAC continuó hasta 1994.

WallStreet
Gordon Gekko (Michael Douglas) en la película de Wall Street

Mucho ha cambiado la industria de la telefonía celular desde 1984, ahora  Motorola pertenece a Lenovo y la tecnología de los teléfonos actuales es tan distinta que resulta imposible imaginar a alguien con un DynaTAC 8000X en la mano. Aún así, la llegada del “tabique” revolucionó la forma de comunicarnos e inició con un mercado que hoy genera miles de millones de dólares.

temas