No es que sean malas, es que no tienen ese “Je ne sais quoi”.

El vínculo emocional que los espectadores han generado con las películas de Marvel han hecho que las prefieran sobre las películas de DC Comics. No es el hecho de que sean malas, no tengan guiones sólidos (a excepción de Wonder Woman) o carezcan de eso que el resto de la humanidad llama colores primarios. Es sólo “conexión emocional”.

Eso no lo decimos nosotros, lo dice un estudio científico. Sí, alguien decidió utilizar la ciencia para terminar la guerra de todas las guerras (de las franquicias cinematográficas). Y aunque parezca una banalidad tan baja que sólo beneficia a los encargados del merchandising, la verdad es que arrojó algunos datos interesantes sobre la forma en la que consumimos nuestro entretenimiento audiovisual.

El proveedor de tecnología de investigación de mercado ZappiStore (nombre real) utilizó una plataforma de reconocimiento facial y codificación de emociones llamada Affectiva, para analizar las reacciones que tenía el grupo de estudio al ver una serie de tráilers de películas de Marvel y DC. Así, el estudio logró averiguar qué elementos de los tráilers causaban mayor impacto.

Affectiva
Por cuestiones legales, el estudio no compartió imágenes de las personas que participaron en el estudio Marvel Vs DC, pero aquí se muestra como el reconocimiento facial de Affectiva mide las reacciones de la gente.

De acuerdo a los datos obtenidos por ZappiStore, los tráileres de DC recibieron una respuesta positiva de sus efectos especiales y acción explosiva, en lugar de sus personajes. Por otro lado, los espectadores mostraron una “gran afinidad” hacia los superhéroes de Marvel y “reaccionan positivamente hacia el humor de sus tráilers, impulsando los niveles más altos de compromiso emocional con sus tráilers”.

ZappiStore pone como ejemplo el tráiler de Guardians of the Galaxy Vol. 2, que obtuvo un 78% de resultados positivos cuando se le preguntó a los espectadores “¿lo amas?”. Los fanáticos estaban amando literalmente el tráiler.

Ahora bien, el estudio no fue tan justo con las películas de DC al no incluir en las pruebas a Wonder Woman, pero podríamos considerar que le dio a un punto importante cuando advierte que “los resultados indican la forma en que DC puede reiniciar y cambiar personajes en trilogías o entre la TV y la película podría estar teniendo un efecto perjudicial sobre qué tan bien se conecta el público con esos personajes”.

Finalmente, el estudio señala que Marvel tienen un índice más alto que DC en el puntaje de “vinculación de marca”, que se refiere a la forma en que los personajes de los cómics se relacionan con las versiones de esos mismos héroes y villanos que vemos en las películas.

fuente Ad Week

temas