Greg Christie, el líder del proyecto que trajo como consecuencia el iPhone original, concedió recientemente una entrevista en la que menciona detalles desconocidos referentes a la creación del famoso teléfono inteligente de Apple.

Christie, previo a tener autorización de la compañía de la manzana, detalló lo que sucedió al interior de las oficinas de Apple durante el desarrollo del producto estrella de la empresa. El ingeniero informático ingresó a la empresa en 1996, para trabajar en el proyecto Newton, el abuelo del iPad que resultó un fracaso comercial. De acuerdo con él, en febrero del 2005 Steve Jobs le dio un ultimátum, si no tenía el teléfono listo en dos semanas le quitaría el proyecto, cuyo nombre clave era Purple y en el que llevaba casi un año trabajando.

Durante varios meses atrás, Christie realizaba presentaciones quincenales en una oficina donde los únicos presentes eran Jobs y un par de empleados de la compañía, ni siquiera a los trabajadores de limpieza se les permitía pasa. Su objetivo era impresionar al fundador de Apple con sus ideas, pero lamentablemente para él y su equipo, Jobs era muy duro con todas sus propuestas.

iPhone-pruebas
Habitación donde se realizaron las primeras pruebas de desarrollo para el iPhone

Después del ultimátum, el equipo de Christie tuvo que desarrollar en tiempo récord nuevas e interesantes ideas que sorprendieran a Jobs. Fue así que formularon muchas de las características icónicas del iPhone, tales como deslizar el dedo para desbloquear el teléfono, hacer llamadas desde la libreta de direcciones, el reproductor de música basado en un sistema táctil, una pantalla sin teclado y desarrollaron una interfaz con grandes reminiscencias a las computadoras personales de Apple.

Las primeras pruebas de desarrollo del dispositivo se llevaron a cabo en una pantalla táctil de plástico conectada a una Mac. Christie recuerda que después de que por fin impresionaron a Jobs en una junta, con cada nueva reunión recibían a más invitados y él hablaba menos, dejando casi toda la presentación a Jobs.

Desde que el iPhone salió a la venta en el 2007, Apple ha vendido más de 500 millones de unidades de este producto.

Es muy raro que Apple le permita a sus empleados hacer declaraciones, sin embargo, es posible que lo hecho por Christie se deba a que la compañía se encuentra en medio de una de las múltiples demandas que enfrenta en contra de Samsung. El próximo lunes se llevará a cabo la parte del juicio referente a la patente de desbloquear al teléfono deslizando el dedo por la pantalla, por lo quera era importante para la empresa que el creador de esta tecnología hablara en público sobre ella.

vía Engadget

fuente The Wall Street Journal

temas