El famoso director salió de su retiro, y ya trabaja en un nuevo proyecto.

El corazón de los fans de Hayao Miyazaki se rompió cuando el director japonés anunció que dejaría de realizar largometrajes, argumentando que se encontraba cansado y su vista ya no aguantaba mucho tiempo en la mesa de dibujo, y se concentraría en administrar el Museo Ghibli. Hace tres años volvió a la actividad, pero sólo para comenzar a desarrollar Kemushi no Boro (Boro la oruga), un cortometraje CGI de diez minutos que sería exclusivo del Museo Ghibli.

Afortunadamente, a finales del año pasado, Miyazaki reveló que se había entusiasmado tanto con el cortometraje que estaba realizando, que prefería transformar el proyecto en un largometraje, el cual sería su última película.  Desde que Miyazaki dio a conocer sus planes, no sabíamos si el proyecto seguía activo. Pero, durante un evento previo a Los Oscares con Toshio Suzuki, productor de Studio Ghibli, se reveló que Miyazaki ya está trabajando en su nuevo y último largometraje. Susuki confirmó que él será productor de la cinta, que Miyazaki está trabajando en ella en Tokio, y que el plan del Studio Ghibli es que esté lista y estrenada poco antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

No sabemos mucho sobre Kemushi no Boro, sin embargo, parece que Miyazaki lleva 20 años trabajando en la “historia de una oruga pequeña y velluda, que es tan chiquita que puede ser fácilmente aplastada entre los dedos”. Suena raro, pero confiamos en Miyazaki.

fuente Kotaku

temas