Descubren una nueva especie de dinosaurio gracias a un fósil bebé

Ilustración: Zhao Chuang

Tuvieron que pasar 25 años para que los especialistas determinaran que se trataba de una nueva especie de dinosaurio.

Desde que se descubrió en 1992 en Henan, China, el fósil de un dinosaurio bebé de 90 millones de años, los científicos han librado una larga batalla en determinar si se trataba de una nueva especie de saurioY luego de una serie de circunstancias y estudios determinaron que un nuevo tipo de dinosaurio pobló la tierra.

Su nombre es sinensis Beibeilong, significa: “bebé dragón de China” y fue descubierto gracias que, luego de ser excavado,  fue vendido al distribuidor de fósiles Charles Magovern en 1993. En su taller de Colorado Magovern erosionó la piedra del fósil y descubrió algo que en un principio concibió como el hueso de una pierna que aplastaba a ocho huevos de dinosaurio. Posteriormente cayó en la cuenta que se trataba de un feto que estaba acurrucado alrededor de los huevos.

Robo, misterio y un nuevo dinosaurio

Para 1996 el éxito del feto de dinosaurio era tal entre la comunidad científica que fue portada de National Geographic y el fósil bebé fue apodado con el nombre de Louie. Pero eso es todo lo que sabíamos: que se trataba de un feto de dinosaurio llamado Louie que posiblemente murió aplastado antes de que el huevo eclosionara. Pero hasta ahí.

Descubren una nueva especie de dinosaurio gracias a un fósil bebé
El fósil de Beibeilong y del cual se pensaba era una pierna.

Ahora, gracias a un estudio publicado por Nature Communications, sabemos que se trata del sinensis Beibeilong, pero… ¿Por qué hasta hoy? La venta del fósil se dio en circunstancias ilegales y el grupo de científicos a cargo de Hanyong-Pu y la paleontóloga Darla Zelenitsky, tuvo que esperar ha que Louie volviera a China, ahora sí en circunstancias completamente legales, para publicar el hallazgo.

Lo cierto es que en un principio, cuando Zelenitsky vio por primera vez los huevos conservados del pequeño Louie, pensó que se trataba de una espcie de oviraptosauro (es decir una mezcla de ave y réptil). Pero a diferencia de los huevos de oviraptosaurio que han sido hallados, los de Louie son más grandes, este es el primer indicio que hace sospechar a los científicos que se trata de otra especie.

Descubren una nueva especie de dinosaurio gracias a un fósil bebé
Reconstrucción del feto del pequeño Beibeilong y cómo murió aplastado.

Entonces, se determinó el peso de los huevos y su tamaño, esto significa, según Zelenitsky, que el adulto también tenía que ser muy grande y “todas las especies de oviraptosuario que se conocen son demasiado pequeños”, afirma la investigadora.

Luego, en 2007, se descubrió una especie de oviraptosaurio que grandes proporciones y se le denominó como Gigantoraptor, esto permitió a los científicos hacer más comparaciones para determinar que bebé Louie pudo llegar a pesar lo mismo que un Gigantoraptor, unos 3200 kilogramos aproximadamente y que podría guardar algunas similitudes con los mismos, pero que en definitiva se trataba de una especie distinta. Lo más interesante es que existen fósiles de otros huevos de este tipo en América del Norte y otra zona de Asia, lo que nos permitirá conocer más acerca de esta nueva especie de reptiles emplumados.

fuente Nature Communications

temas